Seguridad y salud en el trabajo

Qué es un plan de prevención de riesgos laborales

Un Plan de prevención de riesgos laborales es la herramienta donde se integra la actividad preventiva de la empresa en su sistema general de gestión, tanto en el conjunto de sus actividades como en todos los niveles jerárquicos de la misma. A la vez, permite establecer y mantener la información del Sistema de gestión de la Seguridad y salud en el trabajo.

Qué es un plan de prevención de riesgos laboralesQué es un plan de prevención de riesgos laborales
  • linkedin
  • google+

Por lo tanto, es imprescindible definir:
 

  • Secciones en las cuales se divide la actividad: los diferentes departamentos, ya que cada uno de ellos tendrá que adoptar unas medidas específicas.
     
  • Jerarquía de responsabilidades dentro de la propia empresa: según el cargo de cada persona, se tendrán unas responsabilidades y tareas distintas, tanto en lo referente a la ejecución como en la comprobación.
     
  • Comunicación entre niveles: la información tiene que fluir de un departamento a otro, ya que es posible que haya alguna actividad comuna que requiera de la cooperación de personas de diferentes departamentos para cumplir con el plan de prevención.
     
  • Identificar los diferentes procesos técnicos y las prácticas y los procedimientos organizativos existentes en la empresa: cada uno de ellos tendrá unas prácticas de prevención diferentes.
     
  • Indicar la modalidad preventiva elegida y los órganos de representación existentes: cuales son aquellos órganos a partir de los cuales se establece la política de prevención.
     
  • La política, los objetivos y las metas que persigue la empresa en referencia a la prevención de riesgos laborales: es imprescindible marcar unos estándares para, al final, verificar si se han cumplido o no. En caso que no haya sido así, volver a realizar el plan para solucionar aquellos puntos donde ha habido errores en el procedimiento.
     
  • Recursos económicos, materiales, técnicos y humanos disponibles para realizar y aplicar el plan: según los recursos que disponga la empresa para realizar el plan, éste será más o menos completo. Por ejemplo, una compañía que tenga muchos trabajadores y que trabaje con aspectos técnicos complejos, tendrá que realizar un plan mucho más concreto y conciso que otra que no tenga estas especificidades.

¿Qué objetivos se valoran en un plan de prevención de riesgos laborales?

En el plan de prevención de riesgos laborales es necesario detallar los siguientes puntos:
 

  • La política de seguridad y salud en el trabajo: es la base a partir de la cual se realiza el plan, donde hay los grandes objetivas en general que se quieren conseguir.
     
  • Un compromiso de mejora contínua: comprometerse en hacer un seguimiento y en ir incorporando mejoras en caso que surjan.
     
  • Resultados sobre la identificación de los peligros y la evaluación y control de riesgos: saber donde puede haber problemas y encontrar posible soluciones a ellos.
     
  • Requisitos legales: todas aquellas normativas en todas las materias que tiene que seguir la empresa. De esa forma, se evita una posible multa o sanción.
     
  • Dar voz a todos los integrantes de la empresa, desde la dirección hasta los empleados: de esa forma, al disponer de información a todos los niveles, se podrá realizar un plan completo que se centre en todas las estructuras de la empresa.
     
  • Resultados de la revisión por parte de la dirección: los responasbles son, en última instancia, los que tienen que dar el visto bueno al plan.
     
  • Todos los objetivos tienen que ser medibles, para poderlos comparar en el tiempo.

¿Qué procedimientos de control existen?

Los procedimientos de control se dividen en dos grupos:
 

  • Medidas de control activo: medidas activas de funcionamiento para controlar la conformidad con los requisitos de la legislación y con el programa de gestión de seguridad y salud del trabajdor con los reglamentos aplicables.
     
  • Medidas de control reactivo: medidas para investigar, analizar y registrar los fallos en el sistema de seguridad y salud del trabajador: accidentes, incidentes, enfermedades laborales y casos de daño a la propiedad que hayan ocurrido, tanto durante la confección del plan, como anteriormente.

Formación a toda la organización

Una vez se ha realizado todo el análisis, se tiene que dar a conocer a todos los miembros de la empresa. Se formará teniendo en cuenta lo siguiente:
 

  • Los riesgos detectados en los puestos de trabajo y las medidas preventivas que se pueden aplicar: se tienen que ir actualizando a medida que se detecten más riesgos.
     
  • Las medidas a adoptar en caso de emergencia: que cada componente de la empresa sepa cómo actuar en situaciones especialmente delicadas.
     
  • Las responsabilidades y funciones en materia preventiva asignadas según el puesto que ocupe el trabajador en la organización: cada persona tiene que tener claro cuál es su lugar en la empresa y qué acciones tiene que desempeñar en caso de riesgo laboral. Del mismo modo, cuando un componente vea un posible riesgo, saber a quién tiene que dirigirse para dárselo a conocer y que éste tome las medidas correctoras pertinentes.
     
  • La importancia de actuar conforme a la política y procedimientos establecidos: a veces hay la concepción entre los componentes de una empresa que las medidas que se toman son exageradas. El “nunca pasará” es muy común de escuchar. La verdad, pero, es que nunca ocurre nada… hasta que ocurre. Por lo tanto, se tienen que transmitir las consecuencias potenciales de posibles desviaciones en procedimientos operativos.
     
  • Las necesidades de formación específicas en todos los niveles: de los delegados de prevención, miembros del comité de seguridad y salud, recursos preventivos, trabajadores encargados de emergencias,  y cualquier trabajador con funciones específicas en el plan.

Realizar revisiones periódicas

El plan de prevención no es un ente inamovible que no se cambia en el tiempo. Es imprescnidible realizar revisiones de todos los sitemas de forma periódica. Concretamente, de lo siguiente:
 

  • Si ha habido modificaciones en la actividad, las características de los edificios o locales: todo cambio en el inmobilizado requiere de una nueva evaluación.
     
  • El inventario de medios técnicos de autoprotección de cada sector:  si es necesario incorporar nuevos medios técnicos.
     
  • Redactar protocolos de actuación en caso de emergencia.
     
  • Realizar reuniones informativas para que todo el personal sepa qué medidas hay que tomar y cuáles son sus responsabilidades en cada momento.
     
  • Seleccionar y formar todos los miembros responsables de las emergencias.
Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.