Responde a qué se quiere hacer y cómo

Qué es un plan de empresa y cómo elaborar uno

El plan de empresa es un documento elaborado en Word o cualquier otro programa de procesamiento de textos que se utiliza para detallar la idea y el desarrollo del negocio, es decir qué es lo que se quiere hacer y cómo.

Qué es un plan de empresa y cómo elaborar unoQué es un plan de empresa y cómo elaborar uno
  • linkedin
  • google+


El plan de empresa debe ser una guía que seguir y a la que ajustarse para no desviarse del plan inicial establecido. En este sentido, este documento tendrá que estar siempre presente durante el desarrollo del negocio. También es importante tener en cuenta que el plan de empresa inicial puede sufrir variaciones, bien sea por correcciones o modificaciones nuestras, o por cambios externos en los mercados, por ejemplo. Si se diera el caso, habría que revisar todo el plan, para ver que las nuevas estrategias y acciones cumplen con las expectativas y objetivos planteados.



Asimismo, este documento servirá de carta de presentación ante posibles inversores, colaboradores o proveedores a los que intentar convencer para que apuesten por el proyecto. Por otro lado, en caso de que la compañía ya esté rodada, ésta podrá servirse de un plan de empresa para el desarrollo de nuevas estrategias y actividades.



Un plan de empresa debe abarcar todas las áreas de la actividad empresarial. A continuación os describimos todos los puntos que tiene que contener un documento de estas características:
 



  • Descripción de la empresa y del negocio: Se procederá a describir la idea de negocio y las razones por las que surge. También es recomendable hacer una presentación de los socios fundadores, en la que se incluyan datos personales y profesionales como estudios o habilidades concretas.
     

  • Localización geográfica: Lugar en el que se va a asentar la sede principal de la empresa.
     

  • Estructura económico-financiera: Este punto debe recoger toda la información de carácter económico y financiero para evaluar la viabilidad del proyecto. Es decir, ingresos frente a gastos. En cuanto a los ingresos, las previsiones de ventas serán el centro de este análisis. En este sentido, se recomienda a los emprendedores/empresarios hacer unas previsiones prudentes, para poder hacer frente siempre a los gastos.
     

  • Financiación: Tendremos que tener en cuenta las distintas alternativas de financiación, ya sea a través de recursos propios o ajenos. En el segundo caso, es imprescindible establecer cómo se procederá a devolver el capital prestado.
     

  • Recursos humanos: Personal necesario para cubrir las acciones previstas. Deberemos tener en cuenta las tareas concretas que desarrollará cada uno de los empleados requeridos.
     

  • Estructura legal: Debemos elegir la forma jurídica que tendrá nuestra empresa, es decir, el tipo de sociedad que vamos a constituir: persona física o jurídica, empresario individual, sociedad anónima o limitada. En este sentido, deberemos analizar las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas, así como informarse con detalle de los permisos y licencias especiales. Deberemos estudiar si existe algún derecho sobre el producto o servicio que queremos comercializar.
     

  • Experiencia: Demostrar y exponer nuestra experiencia en el sector en el que vamos a desarrollar el negocio.
     

  • Objetivos: Objetivos de volumen de ventas, de facturación, de cuota de mercado o cualquier otro que sea.
     

  • Definición del producto o del servicio: Se analizará el producto o servicio destacando principalmente los puntos fuertes.
     

  • Necesidades que cubre: Se analizan los beneficios que generan nuestro producto/servicio para el cliente.
     

  • Diferencias con productos de la competencia: Se estudiará los productos y servicios de la competencia, para poner de relieve las diferencias respecto a ésta. Deberemos aportar algo nuevo que nos diferencia y nos haga atractivos para el público.
     

  • Análisis y estudio de mercado: Se analizará el tamaño y el crecimiento potencial del mercado objetivo, además de demostrar que el nicho de mercado que se desea cubrir es lo suficientemente amplio para conseguir los objetivos propuestos.
     

  • Plan de marketing: Se fijarán las estrategias a seguir para conseguir ventas. Para ello tendremos en cuenta las fortalezas y características de nuestro producto/servicio, además de valorar otros aspectos ya descritos como las necesidades que cubre y las diferencias respecto a la competencia. Asimismo se establecerán los canales de ventas, así como el público al que nos dirigiremos.
     

  • Distribución: La logística es muy importante. Hay que definir claramente cómo vamos a distribuir nuestros productos/servicios.
     

  • Proveedores: Dentro del estudio de mercado podríamos haber incluido también a los proveedores, que serán cruciales en el devenir de nuestro proyecto. Debemos controlar nuestro sector al milímetro y eso incluye por supuesto a los proveedores. Hay que saber quién suministra qué, cómo lo suministra, y qué precio y qué calidad tiene. Asimismo, como ya explicábamos en la presentación, el plan de empresa también puede servir como carta de presentación ante los proveedores. Un buen y detallada plan de empresa genera confianza y credibilidad.


Para finalizar, recordar a todos aquellos interesados en elaborar un plan de empresa que la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa (DGIPYME) tiene a disposición del público general una herramienta gratuita (https://planempresa.ipyme.org/Home) que permite analizar la oportunidad del negocio además de examinar su viabilidad técnica, económica y financiera.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.