Qué es el leasing de vehículos y cómo puede beneficiarle a vuestra empresa

¿Necesitáis uno o varios coches para vuestra empresa o negocio? ¿No tenéis o no podéis hacer frente al coste que esto supone? Pues entonces quizá os podría interesar la opción del leasing, donde una entidad bancaria será la que compre el vehículo para cobraros cómodas cuotas en concepto de renta.

Qué es el leasing de vehículos y cómo puede beneficiarle a vuestra empresaQué es el leasing de vehículos y cómo puede beneficiarle a vuestra empresa
  • linkedin
  • google+

Para que os hagáis a la idea es algo así como alquilar un coche pero con precios mucho más económicos. ¿Os interesa? Pues seguid leyendo, que el sistema tiene su miga.

 

¿Qué es el leasing?

El leasing es un práctico sistema mediante el cual una entidad financiera compra un inmueble, una máquina, un vehículo o cualquier otro tipo de propiedad con la intención de alquilarlo a posteriori a su cliente. La idea de este sistema es que el cliente, que será una empresa o un autónomo, pueda acceder a esos bienes sin tener que desembolsar la importante cantidad de dinero que podría representar en un inicio la adquisición.

Por lo general se firman contratos de leasing que son de dos a cinco años, el periodo en el cual el cliente podría disfrutar del bien rentado; en un principio para destinarlo a un uso productivo en la empresa. Y lo bueno del asunto es que a la finalización se da la posibilidad de quedarse con el bien pagando una “cuota residual”; vamos, que en la práctica es un sistema de financiación. Eso sí, también cabe la posibilidad de hacer un cambio de vehículo al finalizar el contrato a fin de renovar, o mismamente entregar el coche a la entidad. No existe la obligación de quedarse con el vehículo, aunque ya pagado casi en su integridad lo suyo sería tomar esta vía.

 

Los problemas del leasing

Ahora bien, si todo hasta el momento puede parecer de color de rosa, cabría destacar cómo hay un problema -que en realidad no lo es, pero vamos-. Resulta que cuando uno firma un contrato de leasing, la cuota que se estará pagando en concepto del servicio no incluye seguros, impuestos ni nada por el estilo, por lo que es un puramente un sistema de financiación donde el usuario no es propietario del bien hasta que no vence el contrato y ratifica la compra final. Ello quiere decir que no se podrán hacer modificaciones en el vehículo, emplearlo para usos ajenos al autorizado, vender, subarrendar, etc. Hay muchas limitaciones de este tipo.

Por contraposición, el renting, otra manera de acceder a vehículos a través de los bancos, sí es un servicio que incluye todos los gastos derivados: mantenimiento, averías, seguros, impuestos, etc. Claro está que el sistema es algo más costoso, por lo que aquí ya convendría ver bien las necesidades de cada cliente.

Requisitos para acceder al leasing

Si bien es un sistema que podría ser muy interesante para el común de las personas, resulta que se trata de un servicio financiero con empresas/autónomos. Así pues, si os encontráis en esta situación, ahí van los requisitos que necesitaréis -dependerá de cada banco, pero por lo general...-:

  • El sujeto que firma el contrato debe ser autónomo o representar a una empresa. Es decir, que tendrá que estar inscrito en el Impuesto de Actividades Económicas.

  • Se debe estar dispuesto a firmar un contrato de un mínimo de dos años, y si se trata de bienes inmuebles la cosa se alarga más allá de los 7 u 8 años.

  • Siempre se pide que el plan de amortización del vehículo -las cuotas mensuales- sea creciente o fijo, pero nunca decreciente. Así mismo, en cada cuota se debe especificar cuánto es en concepto de intereses y cuánto en concepto de amortización del bien.

  • Obviamente también pedirán que se tenga un buen historial crediticio, pues de otra manera es complicado acceder a este tipo de financiaciones. De ahí que sea importante ver cómo os pueden percibir. ¿Os da curiosidad? Pues echad un vistazo a los informes comerciales de Infocif y comprobaréis con qué ojos os verá el banco. Este es un práctico servicio mediante el cual, con apenas unos clics, podréis ver toda la información acerca de una empresa.

 

Ventajas del leasing de coches

El leasing también tiene sus ventajas:

  • El sistema permite financiar un 100% del vehículo, por lo que no hay necesidad de andar haciendo piruetas con las cuentas. Se paga la cuota y solucionado.

  • La carga del IVA a la hora de adquirir el coche recae sobre la entidad bancaria, no sobre el cliente final. Y la razón para ello es sencilla, y es que técnicamente el propietario del bien, hasta nueva orden, es el banco; así pues a él le corresponde. Y no es como para tomárselo a broma, pues en este tipo de bienes el IVA puede ser muy considerable.

  • Se pueden deducir impuestos en la declaración del IRPF o el Impuesto de Sociedades, pues la base imponible de las cuotas es fiscalizable.

  • Al finalizar el contrato se puede comprar el bien por una cuota residual, entregar el coche a la entidad y olvidarse, o mismamente repetir el proceso con otro coche nuevo.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.