¿Qué es el crowdfunding inmobiliario?

Todos sabemos ya que es el crowfunding, pero desde hace poco se ha comenzado a aplicar ese concepto al sector inmobiliario. Te descubrimos cómo.

¿Qué es el crowdfunding inmobiliario?¿Qué es el crowdfunding inmobiliario?
  • linkedin
  • google+

Todos hemos escuchado hablar del crowfunding como una forma de lograr financiación para un proyecto. Se trata de conseguir que un grupo de personas (micro mecenas) se interesen en nuestro negocio y que aporten una pequeña inversión cada uno para llevarlo adelante. Pero la posibilidad de utilizar este modelo de financiación en el mercado inmobiliario parecía complicada hasta el año pasado.

A mediados de 2015 dos emprendedores españoles, Antonio Brusola y Álvaro Luna, crearon la primera plataforma de crowfunding inmobiliario en España: Housers. La nueva empresa de crowfunding permite a cualquier persona convertirse en inversor con cantidades pequeñas (500 euros). La cantidad que se invierta va a permitir comprar una vivienda, por ejemplo, y que cada inversor reciba un ingreso mensual por el alquiler más una participación en la venta. También es posible financiar proyectos de construcción a corto plazo o reforma.

La financiación de una compra de un edificio no se diferencia mucho de la financiación de una nueva empresa, pero el riesgo es distinto porque un proyecto que comienza puede suponer que se pierda la inversión o que se multiplique, sin embargo, una inversión inmobiliaria suele ser más estable y se ve respaldada por la posibilidad de vender el inmueble que se ha comprado.

El crowfunding inmobiliario funciona de forma muy parecida al resto de tipos de crowfunding, se publican proyectos por las plataformas de crowfunding (compra de locales, viviendas u oficinas, reforma y alquiler etc.), con toda la información sobre el proyecto (localización, arrendamiento, rentabilidad, datos de la operación que se quiere realizar etc.); se establece un plazo de tiempo determinado durante el cual se buscan inversores (en función de cada proyecto puede existir una inversión mínima) una vez finalizado el plazo si se ha obtenido la inversión necesaria se comienza el proyecto; finalmente el inversor será informado de cada fase del proyecto porque las plataformas de crowfunding suelen publicar fotos, informes etc.

En los casos en los que un proyecto no obtenga la financiación requerida pueden ocurrir varias cosas: que se prolongue el plazo para obtener la financiación, que se habrá un nuevo proyecto para obtener la financiación que falta o que se cancele el proyecto, en este último caso los inversores recuperarían el dinero que han invertido.

Junto al caso de Housers, otras dos plataformas inmobiliarias interesantes son The Crowd Estates e InvesReal. En el caso de The Crowd Estates, se suelen gestionar proyectos de tipo residencial en Madrid y Cataluña. Durante el verano pasado lanzó un proyecto para construir tres viviendas unifamiliares con piscina muy cerca de la Cala Montgo con una inversión mínima de 3000 euros. InvesReal también apuesta por captar pequeños inversores a través de tickets de 520 euros para la compra de pisos en zonas residenciales prime de Madrid y Barcelona.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.