Nueva forma de publicidad no intrusiva, más personalizada y que aporta valor a las marcas

¿Qué es el Branded Content? Crea tu audiencia y gana clientes

¡Necesitamos que el consumidor nos ame! Ya no se trata de impactar, sino de generar audiencia, que los consumidores recuerden las marcas cuando ni su logotipo, ni su nombre, ni su producto aparezcan en la campaña de publicidad y, así, vincular de forma emocional al usuario a través de las campañas de Branded Content, asegura Alejo Reyes, Digital Manager en la fundación La Caixa.

¿Qué es el Branded Content? Aprende de las reflexiones de los profesionalesBranded Content con Red Bull
  • linkedin
  • google+

La escuela de negocios especializada en el mundo digital Foxize School y los expertos en distribución de vídeo online y Branded Content ADman Media han reunido en un ebook 40 reflexiones de profesionales de marcas, agencias y medios, quienes han analizado y explicado sus punto de vista sobre esta tendencia de marketing.

¿Qué es el Branded Content?

Es una nueva fórmula que trata de llamar la atención del usuario, para que se vaya enamorando poco a poco de las marcas sin que éstas sean las protagonistas, a través de un contenido que debe ser llamativo, útil y atractivo para que el consumidor acceda a el y lo comparta. 

Los especialistas en marketing consideran que es un método de comunicación muy eficaz para las empresas, por el cual consiguen integrar a las marcas en la vida diaria de los consumidores y cautivarlos con sus mensajes.

Felix Muñóz, ex dircom de Coca Cola, apunta los requisitos para que una marca realice un buen Branded Content:

1-Entender el problema de percepción concreto que la marca quiere abordar con esta iniciativa.

2-Actuar de forma directa  a través de la menor cantidad posible de interlocutores.

3-Trabajar de manera intensa con los medios.

4-Adaptar el contenido a cada contexto.

Objetivo prioritario: El consumidor

Lo cierto es que cuando pensamos en las marcas, nos preocupamos tanto de pensar en ellas, que nos olvidamos de quién en realidad es el objetivo principal, el consumidor, reflexiona Juanjo Brizuela, profesional independiente en branding y comunicación en Equiliqua.  

Centrándonos en colocar el producto, de insistir e insistir en que lo usen, nos hemos entrometido en su espacio vital, cuando a lo mejor no nos necesita, acción que puede provocar un rechazo por su parte hacia la marca, dejarnos apartados, considerarnos irrelevantes, con lo que perdemos esa cuota de credibilidad que hace tiempo teníamos, comenta.

La clave está en generar relatos que estén basados en lo que la gente hace día a día, y buscar cómo y dónde la marca puede formar parte de esos momentos. Para ello, cedamos el protagonismo a las personas y sus historias y menos a las firmas.

Entretener, divertir y formar

El Branded Content, explica Daniel Campo, director de El Publicista, puede ser la pócima para curar la imagen maltrecha que el sector tiene en la sociedad, fruto de la saturación publicitaria. El consumidor ha cambiado su posición respecto a las marcas, pasando a formar parte de ellas y a decidir sobre su desarrollo, a través de sus conocimientos en tecnología digital.

El contenido de los mensajes debe aportar algo diferente, que ayude al consumidor a entretenerse, evadirse, divertirse o informarse. Los más puristas, señala, entienden que es contenido de marca, pero sin que esta aparezca como tal.

Llevar a la marca donde el público está

Llevar el contenido de marca en forma de entretenimiento, allá donde el público está y desea consumirla, indica Roberto Carreras, socio fundador y director de Muwom. El mayor reto que tienen las firmas es asumir que ya no son el centro del discurso y, que un logotipo más grande o una mayor “presencia de marca”, en muchos casos, puede ser contraproducente para los objetivos de una campaña de Branded Content.

Hoy en día, el consumidor puede elegir los contenidos “que quiere ver, cuándo y dónde”.

Rechazo del espectador

Uno de los principales obstáculos que “aún nos encontramos en la creación de contenidos, es que el cliente entienda que la presencia de marca, muchas veces agresiva, genera un rechazo”, advierte Guillen Cascante, fundador de Goroka. Los mensajes deben emocionar, divertir, innovar y contar una historia.

"Hicimos una campaña con Red Bull, líderes del Branded Content de calidad. Ellos entienden que la presencia de marca tiene que ser mínima, que no venderán más por ello. Lo perfecto es que haya una persona bebiendo una lata, sólo si entra en la narrativa del programa, sin forzar nada, acompañado de música experimental, dj´s famosos, gente joven, noche…contenidos que representan a la marca".

Un caso de fracaso en Branded Content es un spot sobre una marca de cerveza en MTV. La firma exigió incluir el logotipo en la cabecera, cortinillas y separadores. El resultado fue de “cinco programas con poca audiencia y alguna que otra crítica en los medios por la abusiva presencia de marca”.

Marca/producto/contenido

Una buena campaña de Branded Content ha de conseguir una integración equilibrada entre la marca, el producto y el contenido en sí, apunta César Domínguez, responsable de publicidad en Telefónica España.

La aparición de la marca de manera “inoportuna” puede “descafeinar el contenido” y hacer perder credibilidad. “El peligro del Branded Content está en utilizarlo mal”.

El consumidor juega con la marca

Antes la marca jugaba con el consumidor, “ahora es al revés”, recuerda Lucas García, CEO de Social Mood. Hoy en día, el consumidor rechaza todo lo que tenga “un tufillo corporativo” por mínimo que sea.