¿Qué bienes existen según la oscilación de precio y venta?

Cuando una persona decide emprender, debe tener muy claro qué tipo de producto está ofreciendo al mercado. Hay que tener en cuenta que no todos los bienes provocan la misma reacción al consumidor cuando su precio varía o en caso que vea aumentada o disminuida su renta. 

oscilacion de precio y venta¿Qué bienes existen según la oscilación de precio y venta?
  • linkedin
  • google+

Una de las decisiones más complejas para un empresario es fijar el precio de un producto.
 

  • Precio alto: siempre existe el temor de que poniendo un precio demasiado alto provoque que el consumidor
    considere que está pagando más en relación a la calidad que está buscando. Como consecuencia, hay una bajada de las ventas que dificulta unos ingresos suficientes para proseguir la actividad.
     
  • Precio bajo: por el contrario, un precio demasiado bajo supone un menor margen de beneficios y que, por lo tanto, sea necesario vender más cantidad para conseguir estos ingresos mínimos.

Las curvas de oferta y demanda

Para poder entender qué tipos de productos existen según la afectación del precio en ellos, antes hay que entender el modelo oferta-demanda. En un mercado competitivo como el actual, no existe una administración central que establezca los precios de los bienes y servicios, sino que éste se estipula a partir de lo máximo que están dispuestos a pagar los consumidores (demanda) y el precio mínimo por el cual una empresa querrá venderlo (oferta). Por lo tanto:
 

  • La curva de demanda es decreciente: a mayor precio, menos será la cantidad demandada de un producto.
     
  • La curva de oferta es creciente: cuanto mayor sea el precio, más cantidad estarán dispuestas las empresas de poner en el mercado.

Estas dos curvas se encuentran en un punto, el llamado precio de equilibrio. En caso de que el precio existente en el mercado no sea éste, se pueden dar los siguientes fenómenos:
 

  • Exceso de demanda: en aquellos casos en los que el precio es inferior al de equilibrio. Encontramos que el número de consumidores interesados en adquirir el producto a aquel precio es mayor al número de unidades que las empresas están dispuestas a poner en el mercado. La resolución a este desequilibrio se da subiendo el precio. Así, baja la cantidad demandada porque habrá menos consumidores dispuestos a adquirir el producto al nuevo precio.
     
  • Exceso de oferta: sucede cuando las empresas están dispuestas a poner en el mercado una mayor cantidad de producto que la que los consumidores están dispuestos a consumir. Esta situación se da porque los consumidores no creen que los atributos que ofrece el producto en relación a la resolución de sus necesidades sea tal como para pagar un precio tan alto. Entonces, la solución pasa por una bajada de los precios, para que así se incremente el número de personas dispuestas a consumir el producto a este precio más bajo.

¿Qué tipo de productos existen según afectaciones en precio y renta?

Según la fluctuación de la demanda a los cambios del precio y la renta, los productos se clasifican de la siguiente manera:
 

  • Bien normal: son aquellos bienes en los cuales un aumento de la renta tiene como consecuencia un incremento de su consumo. Son la mayoría de bienes que encontramos en la economía, como la ropa.
     
  • Bien inferior: es justo el contrario que el anterior: en caso que se incremente la capacidad adquisitiva de los consumidores, su consumo baja. Este tipo de bienes, a raíz de la crisis económica, han visto incrementado su consumo. Serían, por ejemplo, los productos de segunda mano, ropa de baja calidad o la comida rápida. Son productos que, al disminuir la renta disponible, han visto como su consumo ha aumentado.
     
  • Bien giffen: son unos tipos de productos muy peculiares. Son aquéllos que presentan una curva de demanda con pendiente positivo; es decir, que su consumo aumenta cuando su precio también lo hace. Del mismo modo, aunque pueda resultar paradójico en un primer momento, su consumo disminuye si su precio baja. Todo bien giffen es un bien inferior. Para poder entender este caso, antes hay que recordar los dos efectos que se dan en la economía:
     
    • Efecto sustitución: los consumidores acostumbran a consumir otro bien en caso que el que compran de forma habitual suba de precio.
       
    • Efecto renta: si se sube el precio de un bien, se produce una disminución de la renta real disponible, ya que con el mismo importe no se puede consumir tanto producto.

En el caso  de estos bienes, son “tan” inferiores que se compensa el efecto sustitución con un gran efecto renta. Es complicado encontrar ejemplos en nuestra economía de este tipo de bienes y servicios. Uno podría ser el gasto en ocio: hay personas que dedican más tiempo al ocio cuando aumenta su salario. La persona solamente trabajará hasta que el valor del sueldo sea igual al valor que da a su ocio, no más. Hasta el momento, este concepto se ha ceñido especialmente a bienes consumidos por personas en situación de pobreza extrema.  
 

  • Bien sustitutivo: son aquellos bienes que, sin ser iguales, hacen la misma función. Por lo tanto, en el caso de un bien normal, en caso que el precio de un bien sustitutivo baje, provoca una disminución de la demanda del bien de la propia empresa. En estas circunstancias, es importante evitar, por parte de todas las empresas competidoras en el mercado, entrar en una guerra de precios. Su consecuencia sería una reducción progresiva de los márgenes de beneficio de las dos a cada nueva bajada de precios. Para el consumidor, en cambio, le permite adquirir el mismo bien a un coste menor.
     
  • Bien complementario: son aquellos bienes que son imprescindibles para el funcionamiento de otro. Por lo tanto, en caso que el precio de un bien complementario suba, la demanda del otro bien baja, ya que el coste total de su uso se verá incrementado.
     
  • Bien independiente: es un bien sin ningún tipo de relación con el bien de la empresa. Por lo tanto, cualquier oscilación de su precio no afecta de forma directa al de la compañía.
     
  • Bien de lujo: aquellos bienes de una gran calidad que están marcados por unos precios solamente accesibles a unos pocos. En aquellos bienes de “gran” lujo, son los propios consumidores quienes demandan un precio alto porque lo que buscan por encima de todo es diferenciación respecto los demás que no pueden permitirse pagar lo mismo que ellos. 
Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.