Sectores con mayor inversión: productos y servicios industriales (43 %), otros servicios (11,6 %), medicina y salud (11,5 %) e informática (11 %).

Pymes en fases de arranque y expansión acaparan la inversión del capital riesgo

La inversión de capital riesgo en España en 2013 alcanzó los 1.701 millones de euros repartidas en 462 operaciones, de las que el 90,7 % fueron de menos de 5 millones de euros de capital, lo que muestra que los receptores de capital riesgo fueron sobre todo las pymes en fases de arranque y expansión, según los datos estimados por la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (Ascri).

Pymes en fases de arranque y expansión acaparan la inversión del capital riesgoPymes en fases de arranque y expansión acaparan la inversión del capital riesgo
  • linkedin
  • google+

La mala noticia fue que la inversión de capital riesgo se redujo en un 31% respecto al año anterior. No obstante, aunque el volumen de inversión siguió siendo bajo respecto a años anteriores, se registró un cambio de tendencia en la segunda mitad de 2013, que según explicó el presidente de Ascri, Carlos Lavilla, fue algo más dinámico, concentrando más del 70 % del volumen total que se invirtió.

Sectores

Los sectores que más volumen de inversión recibieron fueron los de productos y servicios industriales (43 %), otros servicios (11,6 %), medicina y salud (11,5 %) e informática (11 %).

Los sectores que mayor número de operaciones concentraron fueron informática, con un 36,4 %; productos y servicios industriales, con un 12,6 %; biotecnología y otros servicios, ambos con el 8,4 %.

Nuevos fondos

Sobre la captación de nuevos fondos para invertir, el volumen alcanzó los 1.346 millones de euros como "nuevos fondos", de los que 864 millones fueron aplicación de fondos internacionales a sus inversiones, en tanto que otros 312 millones de euros fueron captados por operadores nacionales privados.

El resto, 170 millones, fue captado por operadores nacionales públicos.

Desinversión

Según Ascri, "uno de los datos más positivos del año", en el que se comenzó a ver un cambio de tendencia, fue el de las desinversiones, que registraron un volumen de 1.451 millones de euros, el 21,3 % más, en 268 operaciones.

El mecanismo de desinversión más utilizado fue el de "venta a terceros" (41,4 %), seguido de "otros mecanismos" (21,5 %) y "recompra por accionistas mayoritarios" (20,4 %).