Esta plataforma, en dos semanas de vida, cuenta ya con 1.000 usuarios

Puntio: ahorra en tu tienda favorita sólo por navegar en Internet

Puntio es una tarjeta de fidelización pero de Internet. Es decir, los usuarios por cada hora que pasan navegando obtienen un punto, y en función de los que acumulen, pueden cambiarlos por tarjetas regalo, regalos directos o participar en sorteos.

Puntio, regalos y descuentos en tus tiendas favoritas por navegar en InternetPuntio, la plataforma con la que navegar tiene recompensa
  • linkedin
  • google+

“Lo que tratamos de hacer es fidelizar un poco y recompensar al usuario por usar Internet”, afirma Mattia Pantaloni, fundador y CEO de Puntio.

La idea surgió estando dentro de un espacio de coworking donde Mattia trabajaba en otra startup anterior. Al final, pasando tanto tiempo junto con sus compañeros y el resto de trabajadores que estaban en ese espacio, concluyeron en que existía una necesidad y que se podía extraer de ahí un modelo de negocio. Decidieron hacer una prueba y si funcionaba, lanzarlo como un proyecto de verdad.

La prueba se realizó hace unos meses y al ver la enorme acogida que obtuvo, ya que llegaron a captar más de mil usuarios, decidieron hacerlo realidad. Hoy en día ya lo es y está abierto a todo el mundo.

Tras esa fase de prueba con gente conocida que lo estuvo testeando, han ido mejorando en función de lo que la gente quería y adaptándolo a las necesidades de los usuarios.

¿Cómo funciona Puntio?

A la plataforma se accede por invitación. Puntio periódicamente abre un registro a la gente que ha pedido su inscripción. Una vez registrado, simplemente hay que añadir un contador de horas en el navegador. Con un solo clic, este contador se activa y por cada hora que el usuario pase navegando por Internet, sumará un punto.

Esta hora no tiene por qué ser continuada, es decir, si se navega tiempos inferiores a una hora, estos minutos se guardan y luego se suman al resto de minutos que navegues hasta alcanzar esos 60 minutos por los que se obtiene un punto.

Para evitar el fraude y que alguien pueda dejar abierto su navegador sin realmente estar activo, esta web de fidelización sólo permite acumular 10 puntos al día lo que supondría haber estado navegando 10 horas en una jornada, a partir de ahí se considera que se ha hecho un uso fraudulento y no puede obtener más puntos.

El servicio ofrecido actúa como cualquier tarjeta de puntos de otros establecimientos ya que una vez se acumula cierta cantidad, pueden canjearse por regalos o por descuentos. Actualmente cuentan con un catálogo que permite canjear puntos por tarjetas regalo en Zara, Amazon, FNAC…

Si no se desea esperar a acumular tantos puntos, puedes participar en un sorteo de esas mismas tarjetas regalo con los puntos que se quiera. Cuanto más se utiliza, más posibilidades existen de que resulte ganador.

“El objetivo es recompensar a todas esas personas que pasan tanto tiempo al día en Internet, de manera que haciendo lo que ya hacen siempre, obtienen algo más”, apunta el fundador de Puntio.

Esta incipiente start up cuenta por un lado con las tiendas online u offline y por otro, con los usuarios. Las primeras son aquellas firmas de las que ellos regalan tarjetas, como Mango, H&M y El Corte Inglés. Pero también empresas más pequeñas que a cambio de poder promocionar su marca les regalan productos de sus tiendas online para que Puntio pueda obsequiar a sus usuarios.

“Para conseguir nuevos usuarios ha sido vital el boca a boca”, señala Pantaloni, ya que por su atractivo, como él mismo asegura “tenemos muy buenos prescriptores”. Las redes sociales como Facebook y Twitter también han tenido un gran peso en la adquisición de nuevos usuarios.

Sin embargo, para conseguir que nuevas compañías quieran participar en Puntio, su apuesta es “yo gano, tú ganas”. Para las pymes especialmente, tener presencia en Puntio, supone una publicidad muy barata a cambio de llegar a muchos más usuarios, y esto ha sido clave para captarlos.

Como el propio Pantaloni apunta, la clave de su éxito será “tener un gran volumen de usuarios que estén muy contentos con lo que hacemos”. A diferencia de la competencia, Puntio no se trata de un modelo de cash back, es decir, no tienes que comprar a través de ellos para que te devuelvan un porcentaje de la compra que después podrás canjear en sus propios establecimientos como hacen otras empresas, sencillamente “con Puntio el usuario no tiene que hacer nada”.