GM duda si vender o no al grupo francés

¿Puede el grupo PSA comprar Opel?

GM duda si vender o no al grupo francés

¿Puede el grupo PSA comprar Opel?¿Puede el grupo PSA comprar Opel?
  • linkedin
  • google+


General Motors no es la primera vez que piensa en deshacerse de su marca europea Opel. Abandonar para siempre el tercer mercado del mundo hace que la compañía se lo piense. En el caso de que el comprador francés PSA la comprara, tendría un valor de 2.000 millones de dólares y dicha compra tendría incógnitas, ya que podría ser una marca de coches eléctricos en exclusiva.



Futuro incierto para la marca



Está claro que, si Opel entrara a formar parte de PSA, este fabricante simplificaría y abarataría mucho la producción de vehículos, ganando mercado con otra marca que se uniría al grupo. Los modelos más pequeños como el Citröen C3, Peugeot 208 u Opel Corsa se beneficiarían de plataformas comunes y se fabricarían en una sola planta.



En el caso de los compactos, el Citröen C4, Peugeot 308 y Opel Astra también compartirían muchos elementos en cuanto a mecánica, pudiendo salir de la misma línea de ensamblaje. Todo ello sería, para Carlos Tavares, presidente ejecutivo de PSA otro hito que completaría el círculo de su brillante gestión después de haber salvado de la quiebra a la compañía gala.



En el lado menos bueno, tendría que gestionar importantes problemas laborales y sociales que podrían generarse con las fábricas sobrantes, donde se ocupan miles de trabajadores y unos acuerdos complicados con los poderosos sindicatos teutones que participan de manera directa en el sector como es el caso de IG Metall.





Mary Barra, directora ejecutiva de GM estaría indagando sobre las consecuencias que tendría en este sentido para GM una posible venta a PSA. La gama de modelos Opel, por ejemplo, también tendría conflictos.



El Ampera-e, es un vehículo eléctrico avanzado que ha sido desarrollado por General Motors y que se produce en Detroit. Este nuevo Ampera-e tiene ya miles de pedidos en toda Europa y sería ilógico que la firma estadounidense renunciara a vender un producto de notable éxito en Europa, sobre todo en países como Noruega. Este modelo se vendería en nuestro país para 2018.



Opel es una compañía deficitaria para General Motors desde hace 16 años, los accionistas de GM, quizás presionados por los excelentes resultados en el mercado americano, tienen intención de querer cortar la situación. Además, constatan la incertidumbre que se cierne sobre las fábricas de Vauxhall en el Reino Unido.



Solo les frena la posibilidad de desaparecer de manera directa en un mercado de tanto potencial como el que está desarrollando GM USA en estos momentos. Veremos que ocurre al final.



 



 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.