Productos financieros atractivos para autónomos

El colectivo de autónomos es cada vez mayor en España y en Europa, puesto que se ha utilizado por muchas personas el hecho de convertirse en autónomo como una salida para tener un empleo.

Productos financieros autonomosProductos financieros atractivos para autónomos
  • linkedin
  • google+

El aumento del número de autónomos, ha hecho que las entidades financieras vean este colectivo como un nicho en el que pueden encontrar buenos clientes, por eso han empezado a lanzar productos especialmente diseñados para los autónomos.

Hay multitud de soluciones para facilitar la vida diaria de los autónomos. Os destacamos las más interesantes:

1. Cuenta profesional.

Una de los errores más comunes que cometen los autónomos, es evitar crear una cuenta bancaria para la empresa y utilizar una cuenta personal. De esa manera se mezclan los gastos e ingresos personales con los profesionales. Por lo tanto, es fundamental abrir una cuenta bancaria sólo para la empresa y separar los gastos e ingresos derivados del negocio.

En este sentido, hay multitud de opciones de los bancos, pero debemos ver muy bien las condiciones que imponen y los costes de ingresos, transferencias etc.

2. Tarjeta de crédito.

Como profesionales, necesitaremos tarjetas en muchas ocasiones, para pagar desplazamientos, viajes de negocios, comidas de empresa etc. En este sentido, entre la amplia oferta de tarjetas que ofrecen los bancos, es interesante buscar aquellas que no supongan un gasto fijo, es decir, que no tengan comisión de emisión, mantenimiento o renovación.

3. Financiación.

Durante la crisis económica uno de los problemas más importantes que han tenido los autónomos es encontrar financiación.

4. Confirming.

Se trata de una operación financiera por la que el banco se hace cargo de las facturas que una empresa tiene pendientes con sus proveedores, siempre que el vencimiento esté diferido en el tiempo y la solvencia del cliente sea elevada. Es decir, se trata de un anticipo de cobro de facturas.

En este caso, debemos cotejar atentamente las condiciones que ofrecen cada banco y las comisiones que cobra por el servicio.

5. Leasing y renting.

Mediante el leasing, podemos financiar a largo plazo inversiones en bienes de todo tipo (vehículos, ordenadores, etc.) relacionados con nuestra actividad comercial. Se alquila el bien inicialmente y al finalizar el leasing, existe la posibilidad de comprar ejerciendo la opción de compra.

El renting es la financiación de un vehículo de empresa con opción de mantenimiento y sin necesidad de comprarlo al final del contrato.

Tanto el leasing como el renting, son desgravables.

Por lo tanto, existen multitud de productos financieros adaptados a los autónomos y para lograr mejores condiciones es necesario realizar una comparativa de las opciones existentes en los diferentes bancos para lograr las condiciones más beneficiosas para nuestro negocio.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.