Productividad: analiza en qué se va tu tiempo

Cada día los emprendedores tenemos muchas tareas que realizar, intentamos programar cada una de ellas, nos intentamos organizar, pero al final del día tenemos la sensación de haber estado todo el día corriendo de un sitio para otro haciendo mil cosas que no son ninguna de las que teníamos que hacer. Entonces nos preguntamos: ¿Qué ha ocurrido? ¿Por qué no tengo tiempo para nada?

Productividad: analiza en qué se va tu tiempoProductividad: analiza en qué se va tu tiempo
  • linkedin
  • google+

El tiempo es un recurso fundamental, debemos cuidarlo, por ejemplo, si queremos captar más clientes necesitaremos más tiempo para pensar y desarrollar una estrategia adecuada. Si necesitamos una campaña de marketing, necesitaremos tiempo para organizarla, saber a quién la queremos dirigir, qué hacer, qué recursos utilizar etc. El problema es que sabiendo lo esencial que es el tiempo, no lo gestionamos adecuadamente.

5 claves para gestionar mejor tu tiempo.

Si eres consciente de lo importante que es tu tiempo para tu negocio y para tu vida, es hora de marcar unas pautas a seguir y establecer unos criterios básicos para gestionar el tiempo adecuadamente. A continuación te proponemos 5 claves que te pueden ayudar:

1.- Planifica.

Lo esencial para gestionar adecuadamente tu tiempo es planificar cada semana. Establece unos objetivos mensuales y unos objetivos semanales. Por ejemplo, si quieres captar más clientes, tendrás que definir cuántos al mes y cuántos a la semana. Una vez determinados los objetivos, piensa en las tareas que debes realizar para alcanzarlos: llamadas, reuniones, correos etc. y establece los días y las horas en las que vas a llevar a cabo esas tareas.

Lo más importante de todo es que respetes ese tiempo que has planificado a cada tarea, por ejemplo, en lugar de mirar los correos electrónicos continuamente, establece dos momentos del día para verlos y responder. Si hay una urgencia puedes dedicarte a ella, pero analiza bien si se trata realmente de una urgencia.

2.- Prioriza.

De todas las tareas a realizar para lograr tus objetivos debes priorizar aquellas que suponen un beneficio económico para tu negocio, ya que es importante no dedicar demasiado tiempo a tareas que no aportan beneficio, sino que se realizan por compromiso o por cualquier otro motivo.

3.- Gestiona las interrupciones.

A lo largo de nuestra jornada de trabajo recibimos llamadas, correos electrónicos y todo tipo de cosas que pueden interrumpir nuestra actividad. Es normal, simplemente hay que aprender a gestionar esas interrupciones, de forma que se establezca un momento del día, como decíamos anteriormente, para las llamadas y los correos.

4.- Aprende a decir que no.

 No tengas miedo a decir que no, si hay algo que no te compensa hacer o que te supone un trabajo excesivo para el beneficio que vas a obtener. Muchas veces tememos la reacción de otra persona, pero debemos pensar que se trata de nuestro tiempo y de nuestro negocio. Puedes decir “ahora no”, para que no sea una negativa radical.

5.- Mide tus progresos.

Una vez que has planificado, que has llevado a cabo las tareas etc. debes medir tus progresos, para ver si has logrado tus objetivos. A veces nos frustramos por no conseguir nuestros objetivos, pero éstos deben ser realistas, por lo que si no los logras lo primero que tienes que ver es si has sido realista al establecerlos. Todo objetivo requiere un esfuerzo pero no es cuestión de esforzarse por algo que es imposible en un tiempo corto, sino trabajar con objetivos razonables.

 

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.