Procedimiento para indexar la página web de vuestro negocio

Como ya hemos visto en anteriores ocasiones, si se quiere abrir una vía de negocio en Internet, sí o sí tendréis que haceros “amigos” de la gran “bestia de colorines”: Google.

Indexa una página webProcedimiento para indexar la página web de vuestro negocio
  • linkedin
  • google+

Y es que queramos o no es quién realmente regula el uso de Internet, ejerciendo una autoridad e influencia superiores a cualquier organismo existente como el W3C o la propia ICANN; y claro, no vamos a llevarle la contraria, ¿verdad? No nos vaya a robar el bocadillo del almuerzo.

El asunto es que a la hora de posicionar una página web, y especialmente una relativa a un negocio, donde hay que tener un especial cuidado, se debe seguir un proceso determinado que os permitirá obtener grandes resultados. Echemos un vistazo al procedimiento para indexar una página web en Google, una combinación de SEO On-Page, SEM, Social marketing y analítica.

  1. Análisis de necesidades

    Primero de todo hay que tener claro qué es lo que se quiere posicionar; si se trata de una página informativa o una tienda online, si es una página dinámica desarrollada bajo demanda o un gestor de contenidos, etc. Lo indico porque de cara a la optimización afectará.

    Una vez se ha determinado la plataforma y los objetivos que se buscan con la web hay que generar el contenido atendiendo a todas las especificaciones del SEO On-Page, cumpliendo con una redacción adecuada, manejando un entorno gráfico correcto y permitiendo una manejabilidad e interacción ideales. ¿Listo? Pues sigamos al punto dos.

  2. Análisis de palabras clave

    A la hora de posicionar una web de empresa no se puede ir dando palos de ciego, y hay que centrarse en unas palabras clave con las que pueda estar representada la entidad o el producto; serán por las que os encuentren en Google. Por ejemplo, si vendéis recambios para coches os vendría bien ir por términos como “recambios de coches”, “piezas de coches” y/o “accesorios de coche”. Pensad en aquellos términos con los que os gustaría que la gente os encontrara.

    Es importante notar cómo dependiendo de la palabra en cuestión habrá mayores dificultades para clasificar idóneamente, pues si hay muchas empresas metidas en el sector anunciándose por esa clave, la cosa se enrevesa. En ese caso habría que pasar al tercer punto: evaluación de la competencia.

  3. Evaluación de la competencia

    Tenéis que tener claro contra quién estaréis “luchando” en Internet; es decir, a quién querréis quitar su posición en los resultados de Google para el término seleccionado. Y es que no será lo mismo tener como contrincantes a bestias del sector de la automoción como Michelin, Renault o Bosh que a Talleres Pepito. Si veis que para los términos seleccionados tenéis a empresas como las primeras ocupando la primera página de Google sería recomendable que os centrarais en otras palabras, pues de otra manera el proceso será duro y costoso.

  4. Buscadores y directorios

    Bueno, primero de todo vamos a decirle a Google que existimos, ¿verdad? Pues para ello el buscador cuenta con una página específica para darse de alta (aviso que puede tardar). Y quien dice Google dice Yahoo, Bing u otros. Todos los motores de búsqueda tienen esta opción.

    De igual manera sabed que los directorios no tienen la importancia de antaño, pues el spam acabó adueñándose de ellos. Ahora bien, hay determinados casos que sí pueden ser de mucha ayuda, como sería el caso de DMOZ o los específicos de vuestro sector.

  5. Redes sociales

    En este punto debéis procurar tener una presencia activa en las redes sociales; especialmente en Facebook. Cread una página Facebook para vuestro negocio y realizad publicaciones y ofertas del interés de vuestros seguidores. ¿No tenéis seguidores porque acabáis de empezar? Pues es lo normal. Aquí os pongo varias maneras de conseguir “fans” de manera saludable.

    La primera sería consiguiendo que hablen de vosotros en páginas grandes del sector, tendréis que pagar. La segunda sería contratando publicidad de Facebook, que para que os hagáis una idea os estará saliendo entorno a los 10 o 12 céntimos de euro por fan. Y finalmente podréis ir dejando mensajes en páginas Facebook del sector; en sus comentarios y demás. Un proceso tedioso donde os podrán confundir con spamers a poco que os paséis.

  6. Influencers

    Ahora viene siendo hora de que hablen de vosotros aquellos medios o personas a quienes sigan muchas otras. Esto suele darse con bloggers, youtubers y similares; además de con las notas de prensa de toda la vida. Que hablen de vosotros y de vuestra web, sea pagando o no. Merecerá la pena, sobre todo por los enlaces de calidad que os llevaréis.

  7. LinkBuilding

    Ya hablaré sobre esta técnica más adelante, pero sabed que básicamente es el arte de conseguir enlaces que apunten al sitio web de vuestro negocio. Podrá ser pagando en blogs (que no se entere Google) o consiguiéndolos de manera natural colocándolos en foros y comentarios de blogs del sector (no hagáis spam).

  8. Análisis de resultados

    Si habéis desarrollado cada punto ahora estaréis recibiendo visitas y puede que compras, ¿verdad? Lo importante ahora es seguir mejorando y afinando las técnicas para poder ir creciendo. Pero eso sí, deberéis tener las herramientas adecuadas para poder realizar analíticas adecuadas; tendréis que saber si el proceso ha tenido el resultado esperado; y en caso negativo deberéis ver en que habéis fallado para no cometer el mismo error al seguir trabajando en el SEO de la web de vuestro negocio.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.