La compañía "outlet" online de moda sí que recurrió a rondas de financiación en sus inicios

Privalia baraja crecer en Colombia y Europa Occidental autofinanciándose

La compañía 'outlet' online de moda Privalia baraja crecer en Colombia y Europa Occidental autofinanciándose, sin recurrir a rondas de financiación que sí utilizó en sus inicios, ha avanzado su cofundador y presidente ejecutivo, Lucas Carné.

Privalia baraja crecer en Colombia y Europa Occidental autofinanciándosePrivalia cree en la autofinanciación para crecer
  • linkedin
  • google+

"Cualquier plan de crecimiento en este momento sobre la compañía no contempla hacer rondas de financiación para financiarnos sino autofinanciarnos, ha señalado Carné, en la Seu d'Urgell (Lleida), donde ha participado en la Trobada Empresarial al Pirineo.

Su objetivo es estar en otros mercados de Europa Occidental que le permitan consolidar una posición fuerte en la región y estudiar otras alternativas en Latinoamérica: "En los próximos dos años atacaremos un mercado y otro", ha concretado.

"Estamos viendo de cerca cómo evoluciona Colombia y si el potencial del mercado justifica hacer la inversión allá, probablemente lo haríamos", ha explicado Carné.

Con un resultado positivo de 16,6 millones de euros de beneficio bruto de explotación (Ebitda) en 2013, primer ejercicio en el que ha logrado beneficio consolidado, la compañía prevé mejorar la cifra este año en entre un 5,5 y un 6%.

Carné ha explicado que su empresa, que ya es rentable en España, Italia y México, lo será este año en Alemania; y en Brasil obtendrá beneficios en este ejercicio o el siguiente.

Según sus datos, la compañía tiene un 70% de ingresos fuera de España siendo la única empresa de venta online a descuento que tiene ese grado de internacionalización.

Carné ha intervenido en la Trobada Empresarial al Pirineu en una mesa junto al director general de GAES, Antoni Gasó, el fundador de Lleida.net, Sisco Sapena y el fundador y director de Pepephone, Pedro Serrahima que ha moderado el periodista Josep Puigbó.