Principios Generales de Contabilidad: ¿Qué son, Dónde se encuentran recogidos y Cuáles son? (Parte I)

Los Principios Generales de Contabilidad se pueden definir como un conjunto de reglas y normas que son necesarias para la contabilización del patrimonio y otros elementos de los que dispone una empresa, es decir, que se trata de unas pautas y criterios de cumplimiento necesario.

Principios Generales de ContabilidadPrincipios Generales de Contabilidad: ¿Qué son, Dónde se encuentran recogidos y Cuáles son? (Parte I)
  • linkedin
  • google+

Se encuentran definidos en varios textos legales:

  • El Plan General Contable define una parte de los Principios Contables que son de aplicación para las empresas españolas).
  • Otra parte de esas reglas las emiten Instituciones de carácter académico o derivadas de la práctica más recomendable en cada supuesto.
  • El Código de Comercio y demás legislación mercantil también son fuente de Principios.

Dicho esto, ¿cuáles son estas reglas y qué implicaciones tienes?

DEVENGO

Se trata de uno de los Principios de mayor relevancia e incidencia. Establece que la imputación de ingresos y gastos deberá hacerse en función del tipo de bienes y servicios que representan y con independencia del instante del tiempo en el que se produzca el movimiento financiero que se derive de ellos, es decir, que aunque para una Sociedad se genere un ingreso o un gasto, a pesar de que no lo haya cobrado o pagado en el momento en que se produce, debe contabilizarse. Con ello, se pretende que en cada ejercicio contable la Compañía incluirá en la Cuenta de Pérdidas y Ganancias los gastos e ingresos que exclusivamente corresponden a ese periodo.

Por ejemplo, una Compañía, dedicada a la fabricación y montaje de cocinas, solicita los servicios de un despacho de abogados en una reclamación a un cliente en fecha 27 de Agosto de 2015 pero se pacta que el pago se realizará en dos partes: una primera a la contratación del servicio y la segunda el 30 de Septiembre, cuando está previsto su finalización. Según el Principio de Devengo, la contabilización del gasto por la compra debe hacerse con fecha 27 de Agosto, y el pago en el momento en el que se efectúe.

Como suele ser habitual, existen excepciones a esta norma: un caso que sirve para entender que también existen supuestos al contrario, es decir, en que el movimiento de dinero llega antes de que pudiera existir de forma definitiva el devengo es el siguiente: a la Compañía V le conceden una subvención. El cobro de la misma se puede producir previamente a que se devengue definitivamente el derecho a la misma puesto que, en caso de que no se cumplieran los requisitos establecidos en la propia concesión de la subvención, no se podría hacer la imputación contable.

UNIFORMIDAD

Establece que los criterios de valoración deberán mantenerse en el tiempo y aplicarse a aquellos elementos patrimoniales de las mismas características.

En caso de que se produzca la modificación del criterio de valoración o se actúa de forma distinta a la forma de proceder adoptada en su día, deberá recogerse el motivo en la memoria contable, detallando todos los datos, así como las consecuencias que puedan tener estos cambios en el sistema financiero de la Compañía.

Con este Principio, lo que se persigue es que se puedan comparar informaciones contables equivalentes.

Ejemplos de modificaciones pueden ser los siguientes:

  • Variación en el método utilizado para valoración de inventarios.
  • Cambio en la forma y porcentaje de depreciación y amortización de activos.
  • Cambios que afecten a la comparación entre informaciones contables.

PRUDENCIA

Guarda mucha relación con el Principio de Devengo. Fija como deben valorarse los gastos o pérdidas y los ingresos o beneficios que no tengan establecida una valoración específica y justificada. Con ello se pretende que la contabilización de las partidas sea lo más homogénea. Se debe recoger en la Memoria Contable, en el Balance de Situación y en la Cuenta de Pérdidas y Ganancias.

¿Cómo debe contabilizarse para poder dar cumplimiento a este criterio? Los ingresos y beneficios que obtenga la Compañía una vez hayan sido devengados, es decir, cuando el acto que los genera se haya realizado, independientemente de cuándo se efectúe el cobro. Sería seguir el ejemplo que expuesto para el Devengo.

Por el contrario, los gastos y pérdidas se deberán imputar tan pronto como sean conocidos, siendo independiente, de nuevo, la fecha de pago.

Deben tenerse en cuenta algunas especificidades al respecto: por ejemplo, las pérdidas y riesgos que se puedan prever, se contabilizarán en el momento en que se tenga conocimiento de los mismos. Por su lado, la pérdida de valor de los activos, sean tangibles o intangibles, siempre se registrará en el periodo en que ha tenido lugar, a pesar de que en ese ejercicio se hayan producido pérdidas.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.