Principales infraestructuras para desarrollar el comercio internacional

¿Dónde se ubican las empresas? Para poder desarrollar una actividad de comercio internacional potente y que consiga unos resultados interesantes, las empresas deben de contar con el entorno que así lo permita. 

Principales infraestructuras para desarrollar el comercio internacionalPrincipales infraestructuras para desarrollar el comercio internacional
  • linkedin
  • google+

Para empezar, las compañías que tengan la vocación de internacionalizar su actividad, situarán su sede o actividad en aquel país o región donde se den las condiciones para poder ir al exterior con solvencia y seguridad. Por lo tanto, para la competitividad de un país, es clave realizar un esfuerzo de inversión en estos aspectos porque es un polo de atracción de empresas de alto valor añadido y, por consiguiente, se genera empleo y actividad económica. En este sentido, cada país debe saber cuáles son sus puntos fuertes, conocer qué puede ofrecer que interese a las empresas y, finalmente, darlo a conocer. Del mismo modo, las empresas deben contar con unas infraestructuras y recursos específicos para poder emprender al exterior.

¿Cuáles son los requisitos que debe cumplir un país?

Un país, para ser competitivo, debe conseguir que se instalen en él cuántas más empresas de valor añadido mejor. Éstas se instalarán si se dan las siguientes condiciones:
 

  • Infraestructuras potentes: el país debe disponer de aquellas infraestructuras consideradas claves para que el comercio sea posible. Es decir, aeropuertos conectados con los principales destinos internacionales, carreteras en correcto estado que permitan realizar el transporte de forma segura por carretera o, en el caso de disponer de mar, un puerto con una amplia superficie de carga y descarga y una vía rápida de conectividad para poder llevar desde allí el producto a su destino, ya sea fuera del país (exportación) o dentro del mismo (si se ha importado material de otro país). Por su situación geográfica, los puertos del Mediterráneo tienen un potencial de crecimiento importante y, de hecho, se encuentran entre los primeros de Europa en lo referente a volumen de tránsito anual.  
     
  • Facilidades en el transporte: es imprescindible, para poder desarrollar la actividad de comercio internacional, llevar el producto hacia aquellos lugares donde se realizará la transacción, hasta el puerto o aeropuerto… Es decir, las comunicaciones dentro del país y del país con el exterior deben ser completas y ágiles para, así, reducir al máximo el riesgo que haya algún tipo de problema con la mercancía durante el transporte.

 

  • Regulación comprensible y adecuada sus necesidades: las empresas se instalarán allí donde tengan que realizar menos trámites para constituirse o para cualquier gestión que tenga relación con su actividad. El periodo de constitución de una empresa, por ejemplo, es mucho mayor en España que en el Reino Unido, que solamente en unas horas es posible crear y registrar una compañía. Del mismo modo, debe haber una cierta seguridad jurídica respecto el sector en el cual la compañía desarrolla su actividad. Es decir, que si al empezar la actividad el contexto legal era uno, que de repente no se especule en cambiarlo en otro sentido, porque esto obliga a ciertas modificaciones y hasta contratiempos que pueden poner en peligro su competitividad.
     
  • Existencia de espacios de investigación y desarrollo: en el mundo competitivo actual, constantemente salen innovaciones que provocan que el tiempo de obsolescencia cada vez sea más reducido. Es decir, un determinado o descubrimiento cada vez genera una ventaja competitiva durante un menor espacio de tiempo. Así pues, las empresas constantemente trabajan en potentes departamentos de Innovación y Desarrollo que dejan en nada un descubrimiento o mejora anterior. Para que puedan hacerlo, precisan de amplios espacios industriales donde haya a su alrededor todo un conjunto de empresas que les puedan proveer de todos aquellos materiales que necesitan para proseguir con la investigación.
     
  • Personas con la formación adecuada: un buen sistema educativo es la base a partir de la cual es posible que las personas de un país sean capaces de desarrollar las habilidades y capacidades precisadas por una empresa. Hay quien relega a un papel secundario la educación, pero en aquellos lugares donde hay un sistema que se ha demostrado sólido las empresas tendrán mayores incentivos a instaurarse. Que, por ejemplo, se cambie de forma demasiado continuada las leyes referentes a la educación o que no se enfoque la propia educación a lo que se encontrarán los alumnos una vez entren en el mundo laboral son inconvenientes a los cuales es imprescindible hacer frente. Del mismo modo, se buscan personas que sean capaces de ser autónomas. Es decir, que tengan la capacidad de tomar decisiones por sí mismas y que no se tenga que estar pendientes de ellos porque constantemente hay que estarles encima guiándoles sobre cómo deben realizar el trabajo. Un sistema que solamente fomenta la memorística y deja a un lado aspectos como el comentado, no será capaz de captar aquellas compañías más innovadoras y que generan más valor añadido que, justamente, son estos puntos los que demandan.
     
  • Capacidad de influencia: hay países que, dentro del panorama internacional,  tienen más influencia y las opiniones de sus dirigentes tienen más peso. En general, el poder es una fuente de atracción de empresas porque entienden que deben estar allí donde se toman las decisiones importantes. Las que tienen más capacidad, hasta pueden ejercer de lobby e influir en la toma de decisiones que afecten a su sector o a la actividad en general.
     
  • Existencia de un mercado potencial para los productos: evidentemente, las empresas se situarán lo más cerca posible de donde tengan una bolsa importante de clientes. La situación económica del país debe ser buena para que, así, sus habitantes tengan capacidad de compra y puedan adquirir aquello que se les está ofertando. Del mismo modo, la empresa debe realizar el correspondiente estudio de mercado para comprobar si las preferencias de aquel público ligan con las necesidades que satisface el producto.
     
  • Estabilidad política: aquellos países en los cuales estallan conflictos de forma habitual o que hay constantes cambios de gobierno no consecuencia de un proceso democrático no son muy propicios para invertir. La falta de garantías democráticas indica un alto grado de inestabilidad y de riesgo que las compañías, en general, no quieren asumir. 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.