Ana Conesa: "El secreto para que un proyecto de investigación triunfe es su utilidad"

Una española desarrolla el primer software de análisis genético del mundo

MiIes de proyectos de investigación se desarrollan en todo el mundo cada día, pero la clave para que alcancen el éxito es que el descubrimiento sea útil para millones de personas a nivel mundial. "Esa es mi mayor satisfacción", señala Ana Conesa, directora del laboratorio de Genómica de la Expresión Génica del Centro de Investigación Principe Felipe, ponente en Emtech 2013. 

Una española desarrolla el primer software de análisis genético del mundoUna española desarrolla el primer software de análisis genético del mundo
  • linkedin
  • google+
Una española desarrolla el primer software de análisis genético del mundo

Respecto a si el emprendedor "nace o se hace", esta experta en el estudio de los genes considera que "sin duda" hay personas que tienen un espiritu emprendedor más fuerte que otros y que podría tener una "base genética". Pero, cree que ser emprendedor es un trabajo en el que hay mucho que aprender y desarrollar. Cuando uno tiene una idea innovadora y, empieza, no posee todo el conocimiento para emprender, pero "poco a poco" lo va alcanzando. Todo lo que se trabaja, se consigue, añade.

La formación es muy importante, así como la experiencia y decidir lanzarse a hacerlo. La investigación útil, debe ir condicionada a las temáticas que son prioritarias para ser financiadas por las entidades de financiación. Esta última, "se consigue en investigación, haciendo proyectos  y presentándolos  a las distintas convocatorias de ofertas públicas. Se consigue financiación para aquellas que son interesantes o relevantes". La administración actúa de esa manera y, por tanto dirige, de forma indirecta la investigación, pero "tu decides lo que deseeas hacer".

Ana Conesa, pertenece al ámbito de la bioinformática y, desde ella, desarrolla un sofware para hacer análisis genéticos y análisis genómico, que denomina "Blast to go", aplicación número uno a nivel mundial. Se está utlizando en todo el mundo para realizar unos  determinados estudios genómicos. Otro descubrimiento, en el que trabaja desde hace un par de años y "es muy interesante", es un sistema de diagnóstico relacionado con la fertilidad y ya se esta explotando comercialmente, "para detectar fallos y problemas y así, poder mejorar los tratamientos".

España es un país "con mucha imaginación y creatividad, pero no hemos tenido una educación para canalizar esto y darle un carácter empresarial. Emtech, debe apuntar en esa dirección "para hacer entender a las personas, que realmente pueden emprender acciones y de ahí crear empresas".

Si salimos fuera de España, comenta, no hay ideas mejores que las nuestras, ni "son más listos", pero sí poseen una cultura que les permite transformar esas ideas innovadoras, en "algo práctico". En esta misma línea, recalca que se deben llevar, lo tratado en Emtech, a  todas las conversaciones y foros que se pueda. "Es preciso hablar en la calle de emprendedurismo, innovación e investigación".

Fuera de España, existe un mayor reconocimiento del investigador, al que consideran como una necesidad social. "Creen, de verdad, que la investigación y la tecnología, crean riqueza". Además, fuera de nuestro país, "el Mecenazgo" es muy relevante. En España, hay mucha riqueza, que podria canalizarse hacia la investigación.

Respecto a lo que no se ha hablado en en Emtech, y debería haberse tratado, se refiere a que habria que dar un salto desde la ciencia básica al emprendedurismo, por parte de los investigadores. Ana Conesa a creado dos startup, fruto de sus investigaciones. "Es necesario ver la tecnología, no como un gasto, sino como una inversión". 

Muchos investigadores deberían entender que "haciendo una ciencia más básica o aplicada, se podría llevar al emprendedurismo de alguna manera más sencilla", a lo que añade que hay que entender que la mentalidad de un investigador no es necesariamente la misma que las habilidades de un emprendedor. Por ello, sería preciso desarrollar los mecanismos que permitieran  esa formación, el soporte, el coaching, para hacer eso fundamental. "Fuera de España, es un hacer continuo. Aquí no mucho".

Ana Conesa opina que para que un investigador trabaje "a gusto", necesita dinero, infraestructura  y, que si tienes una capacidad económica, puedes plantearte estudios mucho más ambiciosos y con un retorno más importante."Algunos te dicen, qué buena investigadora eres, te dan una palmadita en la espalda y , yo les digo: si,si, pero dame dinero".