La calidad, la innovación y la diversificación

Porcelanosa, el agricultor que creó un gran imperio cerámico

José Soriano, fundador de Porcelanosa, era agricultor en 1956, con 25 años, cuando una helada arrasó los cultivos de cítricos de la comarca de La Plana, en Castellón, hundiendo la economía de la zona. Su espíritu emprendedor le empujo a buscar la forma de salir adelante y, con un grupo de agricultores damnificados, fundó  Azulejos Vila-real (Azuvi).

Descubre como un agricultor creó el gran imperio de PorcelanosaImagen: Porcelanosa
  • linkedin
  • google+


Aquellos pasos, fueron la incubadora del gran imperio del azulejo, que hoy está presente en cerca de 100 países alrededor del mundo, cuenta con un equipo humano formado por casi 5.000 personas y, es referencia en el mercado nacional e internacional en cerámica, mobiliario y accesorios de baño y cocina.



Cómo nació Porcelanosa



Siendo gerente de Azuvi, descubrió que los viejos hornos de leña introducidos por los árabes, en los que entonces se cocía la cerámica de la zona, habían quedado obsoletos, por lo que buscó en Italia a un par de técnicos, convirtiéndose en pionero, en España, en la implantación de los hornos-túneles para la cocción de cerámica decorada.



También, en Vila-real, ciudad donde nació, Soriano fundó una nueva industria azulejera, Zirconio, dedicada a revestimientos y a pavimentos decorados para suelos. Su gran interés por las nuevas tecnologías lo convirtió en asesor de Eurocerámica, empresa especialista en la cocción de pasta blanca, ubicada en Guadalajara.



Tras la experiencia adquirida con la pasta blanca, decidió poner en marcha un nuevo y gran proyecto, en 1973, junto a los hermanos Colonques, en un solar de 25.000 metros cuadrados y con 98 empleados dedicada a los revestimientos y pavimentos cerámicos, pero esta vez, de pasta blanca. Así nació Porcelanosa.



Internacionalización



La compañía, a pesar de la crisis de la construcción en España, ha seguido creciendo año tras año gracias al tirón de los mercados internacionales, que supone alrededor del 85% de la facturación de la empresa.



María José Soriano, hija del fundador y consejera delegada del grupo Porcelanosa, declara que Francia, Reino Unido y Estados Unidos son sus principales mercados internacionales. Estos tres países en algunos momentos han alcanzado el 50% de la actividad comercial de la empresa.



La Quinta Avenida



La diversificación  de mercados “nos hace más sólidos”, asegura. Porcelanosa ha programado un arranque muy fuerte en el campo internacional para 2015. Durante el primer trimestre se han inaugurado nuevas tiendas en Toulouse (Francia), Roma (Italia), Basilea (Suiza) y México DF, donde abrirá su cuarta tienda en uno de los barrios más exclusivos de la ciudad.



Para el mes de mayo, tienen previsto abrir su tienda en Nueva York en la Quinta Avenida, un proyecto liderado por Norman Foster y, que pretenden que se convierta en el ‘buque insignia’ a nivel mundial.



Maria José Soriano manifiesta que el proyecto será emblemático por su sostenibilidad, una de las prioridades del grupo desde su fundación, que consideran un estilo de vida y una necesidad para mantener el equilibrio entre el medio ambiente y los sistemas productivos.



En la tienda de la Quinta Avenida, se cuidará al máximo el entorno, “tanto por los materiales usados en el interior como por el bajo consumo de energía”, por lo que ha sido reconocido con el certificado Leed Platinum, el galardón máximo de edificabilidad.   



Empresas del grupo



Los ocho centros de producción que posee el grupo cerámico son Porcelanosa, Venois, L´Antic Colonial, Urbatek, Butech, Noken, System-Pool y Gamadecor, ubicados en Vila-real, los cuales han sido renovados  y dónde se trabaja con las últimas tecnologías en recubrimientos cerámicos, mobiliario de cocina y baño, grifería y soluciones arquitectónicas.