¿Por qué fracasó Softonic?

Te contamos a qué se ha debido el fracaso de Softonic la plataforma de descarga de software.

¿Por qué fracasó Softonic?¿Por qué fracasó Softonic?
  • linkedin
  • google+

Softonic es una empresa que tenía 50 millones de euros de facturación, fue valorada en 275 millones y tenía planes para salir a bolsa. Era todo un éxito, pero en el mes de octubre de 2014 anunció un ERE para despedir a la mitad de su plantilla. ¿Qué le ocurrió?

El inicio de Softonic (ver Balance y Pérdidas y Ganancias de SOFTONIC INTERNATIONAL SA)

En el año 1997 no existía ninguna web para descargar software en internet en español. En ese momento Tomás Diago con 22 años, mientras realizaba prácticas en Intercom (una de las empresas más grandes en cuanto a negocios digitales), pudo ver esa oportunidad de negocio en el mercado y la aprovechó.

Diago pensó que sería muy útil crear un fichero para descargar ciertos programas y hacer más sencillas las tareas de todos. Ese fichero se utilizó inicialmente por trabajadores de la empresa solamente, pero poco a poco se extendió el uso y acabó siendo un gran negocio. La idea de partida era muy sencilla: ordenar los enlaces de descarga de programas en una plataforma que fuera simple de usar. La plataforma se llamó Shareware Intercom.

En los siguientes 3 años la empresa se posicionó en los mercados italianos, alemán, chino y anglosajón y la compañía cambió de nombre y comenzó a llamarse Softonic. Se convirtió en un referente en España y en Europa y esto favoreció el posicionamiento en los buscadores.

En el año 2013 Partner Group compró el 30% de la empresa por 82,5 millones de euros. Pero en el año 2014 todo comenzó a ir mal y a finales de año, la empresa anunció que debía realizar un ERE para despedir a la mitad de su plantilla.

Las causas del fracaso de Softonic

Para entender lo que ha sucedido con Softonic es necesario entender a qué se dedica. Se trata de una plataforma que recopila enlaces de programas informáticos, los ordena y hace que la búsqueda y la descarga sean más sencillas. Se parece a un buscador de vuelos o de hoteles, pero aplicado a los programas informáticos. Su principal fuente de ingresos es la publicidad porque la descarga de programas es gratuita, por lo que resulta de vital importancia que la web esté bien posicionada en Google.

Partiendo de lo anterior, podemos destacar varias causas que han afectado al fracaso de Softonic:

Cambio del algoritmo de Google

El buen posicionamiento de una web en los buscadores es fundamental para cualquier sitio porque genera tráfico. En este sentido, según los datos de Alexa.com el 60% del tráfico del portal de descargas gratis proviene de Google.

En el año 2014 el algoritmo de Google cambió y esto afectó al posicionamiento de la web de Softonic. Un algoritmo es un programa matemático que a través de diversas fórmulas ordena las webs que se muestran en cada búsqueda que se hace en Google o en cualquier otro buscador.

Tras la actualización del algoritmo de Google, Softonic fue excluida de las búsquedas lo que produjo una caída de las visitas y de los ingresos derivados de la publicidad.

Uso de móviles

En el año 2007 Steve Jobs presentó el primer IPhone y con él llegó la revolución de los dispositivos móviles que a día de hoy están muy extendidos. Tres años después Softonic lanzó su versión para estos dispositivos, pero el problema llegó cuando Google y Apple apostaron por cerrar sus mercados de aplicaciones.

Exceso de publicidad

En general, los usuarios de Softonic se quejan de un exceso de publicidad. Desde 2012 la empresa ofreció la posibilidad de descargas Premium que se realizan vía SMS y la instalación de una toolbar para aquellos que no paguen el servicio. Cuando se realiza una descarga rápida es usual que aceptemos las condiciones sin fijarnos, pero la descarga gratuita va acompañada en muchas ocasiones de publicidad que resulta bastante molesta. Las quejas fueron muy numerosas y la toolbar se eliminó, pero el daño ya estaba hecho.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.