Sólo el 5,21% de la población emprendió en 2013

Perfil del emprendedor 2013: Riojano, varón, 39 años, con estudios y fondos para autofinanciarse

El informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM), elaborado por el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), ya ha salido a la luz para desvelar los datos más relevantes referentes al emprendimiento en España en 2013. 

Perfil del emprendedor 2013: Riojano, varón, 39 años, con estudios y fondos para autofinanciarsePerfil del emprendedor 2013: Riojano, varón, 39 años, con estudios y fondos para autofinanciarse
  • linkedin
  • google+

El CISE nace en octubre de 2012 impulsado por el Banco Santander, el Gobierno de Cantabria y la Universidad de Cantabria (UC) con vocación de convertirse en un referente en el sistema universitario mundial.

Entrados ya en harina, la primera estadística que llama la atención es que sólo el 5,21% de la población adulta española de 18 a 64 años emprendió en 2013, lo que incluso supuso un aumento del 1,21% respecto al año anterior.

Si comparamos esta tasa con el resto de países desarrollados, veremos que España está bastante por debajo de los ecosistemas más emprendedores como Estados Unidos (12,73%) Israel (10,04%) o Singapur (10,68%), sin embargo estamos por encima de dos de las mayores potencias europeas: Alemania 4,98% y Francia 4,57%.

Por otro lado, si comparamos esta estadística con la de los llamados países emergentes, veremos como Brasil (17,31%), Chile (24,33%), Colombia (23,71%) China (14,02%) o Indonesia (25,52%) nos superan con creces.

Volviendo a España, una de las razones por las que la gente no emprende es el miedo al fracaso, según reconoce un 53,3% de los encuestados. Otra barrera a la que aducen es que carecen de los conocimientos y habilidades requeridas para emprender (52,6%), aunque la mayoría de la población (54,3%) sí percibe que emprender es una buena opción profesional.

Si analizamos los motivos por los que ese 5,2% de la población emprendió en 2013, el 66,84% declaró haberlo hecho porque vio una oportunidad, mientras que el 29,24% lo hizo por necesidad. El 3,92% por otros motivos.

Entre aquellos que quisieron explotar una oportunidad de negocio, la mayoría buscaba mayor independencia (42,07%) o aumentar los ingresos (33,21%). Sólo el 16,19% buscaba mantener los ingresos actuales, mientras que el restante 8,52% perseguía una oportunidad por otras razones.

En cuanto a los que emprendieron por necesidad, el porcentaje se ha duplicado en tres años. Un dato que para CISE resulta preocupante, ya que este colectivo simplemente busca el autoempleo, perdiendo fuerza el emprendimiento como fuente generadora de empleo. En este sentido sólo entre un 10 y un 15% de los emprendedores aspiran a desarrollar una empresa con más de cinco empleados. Asimismo es reseñable que seis de cada diez emprendedores lo sean por la vía del trabajo autónomo.

Perfil del emprendedor

El emprendedo­r medio tiene una edad aproximada de 39 años, lo que en opinión de CISE es síntoma de que la gente prefiere esperar a tener cierta experiencia laboral para lanzar un negocio.

En cuanto al sexo del emprendedor, éste es predominantemente masculino, siendo hombres seis de cada diez.

Otra de las características de este colectivo es la formación: el 35,9% estudios superiores, mientras que el 6,9% tenía también un postgrado. Si se atiende a la formación específica para emprender, el 50,2% afirma haberla recibido.

En cuanto a la financiación, el emprendedor medio ha aportado el 68,36% del capital semilla requerido para el negocio, que en dinero representaría unos 20.809 euros.

En este sentido, la falta de financiación fue la segunda razón de abandono de una actividad empresarial (12,14% de los casos), por detrás de la poca rentabilidad de ésta (48,80%) y es que sólo uno de cada dos proyectos superar los primeros cinco años de existencia.

Siguiendo la línea de la financiación, el 3,2% de la población de 18-64 años reconoce haber actuado como inversor privado (business angel) en negocios de otros, con una cantidad media aportada de 26.283,71 euros.

Para finalizar, cabe destacar que La Rioja, Islas Baleares, Cataluña e Islas Canarias fueron las comunidades que lideraron la tasa de actividad emprendedora en 2013.