Contratar un servicio de cobro con tarjeta para tu tienda virtual puede ser un proceso largo

Pasos para instalar tu TPV Virtual en tu empresa

Si tienes un negocio online, una buena opción para rentabilizarlo es instalar un TPV (Terminal de Punto de Venta) Virtual - método de cobro por internet que se integrará con tu web -, que permitirá a tus clientes pagar con la misma seguridad que con un terminal tradicional, señala Juan Núñez, responsable de Tesorería de Gedesco. Con todo, la contratación de este servicio puede prolongarse durante semanas.

Pasos para instalar tu TPV Virtual en tu empresaPasos para instalar tu TPV Virtual en tu empresa
  • linkedin
  • google+


¿Qué es un TPV?



Un TPV es una aplicación informática que bancos y cajas de ahorros ponen al servicio de sus clientes, para que éstos puedan cobrar por internet de manera fiable y confiable.



En resumen se trata de un software financiero, indica Juan Nuñez, que va integrado a una tienda virtual y que permite el cobro de productos y servicios sin la presencia física del comprador. Hoy en día un TPV virtual se puede contratar en cualquier sucursal bancaria.



¿A quién beneficia el TPV?



Las ventajas que presenta el TPV Virtual benefician tanto al consumidor como a la empresa. El primero, disfruta de la comodidad de acceso, de la amplitud de contenidos y de precios más bajos, debido a la fuerte competencia existente entre comercios.



El segundo, recoge mayores beneficios al disminuir sus costes, al no necesitar un espacio físico, además de tener un acceso directo con el consumidor y a la vez tener un alcance global, así como gestionar una segmentación más precisa por el hecho de mantener un contacto más directo y personalizado.



Obtener información de los bancos



Todos los bancos y cajas de ahorro han adaptado sus servicios a las nuevas tecnologías y ofrecen el TPV Virtual a sus clientes. Infocif ha realizado al respecto un sondeo entre varias entidades financieras como Bankia, La Caixa, Banco de Santander, ING-Direct y BBVA.



Lo que les distingue en la prestación de este servicio, son las ofertas que unos y otros lanzan para atraer al cliente y fidelizarlo, pues el servicio que se ofrece es el mismo en todos los bancos. Lo que resulta un “poco farragoso” es conseguir la información necesaria de los bancos sobre como instalar la TPV Virtual.



Hemos tenido que hacer numerosas llamadas para encontrar al empleado adecuado, que nos informara de las condiciones y requisitos para poder instalar el TPV Virtual. Lo más habitual es que el proceso puede prolongarse durante semanas entre conseguir información, contratar el servicio e instalar el software en tu página web.



Pasos a seguir para instalar una TPV Virtual



1-Seleccionar la entidad bancaria que más se ajuste a las necesidades del comercio, autónomo o empresa.



2- Acudir a la sucursal bancaria y abrir una cuenta corriente.



3- Realizar la solicitud en la oficina de la intención de instalar una TPV Virtual en la web de  la empresa.



4 - Presentar la documentación requerida por el banco o caja de ahorros: Plan de negocio, seguro del comercio, Actividad, modelo 200 del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), cierre del ejercicio anterior.



5 - El banco estudiará la solicitud y autorizará la operación, siempre que se cumplan sus requisitos.



7- En teoría, entre cuatro o cinco días después, dependiendo de cada entidad, se comunicará al cliente la aprobación de la operación y le enviará por email o por otros medios el software y las instrucciones, así como las claves de seguridad únicas, para que el solicitante lo pueda instalar en su página web. Es recomendable que la aplicación la realice un técnico informático.



Causas de denegación de la TPV Virtual



Los motivos de no concesión del TPV Virtual son: la pertenencia a determinados sectores que penaliza la entidad bancaria como juego, servicios eróticos, pornográficos o tarotistas, explica el responsable de Tesorería de Gedesco.



Otras variables que tienen en cuenta las entidades a la hora de autorizar o denegar una TPV Virtual, son la política de devoluciones establecida por la tienda online, así como la localización de los potenciales clientes, según sean del mercado nacional o internacional.



A mayor riesgo de fraude y menos garantías aportadas por la empresa, menor posibilidad de que el banco conceda el TPV Virtual, comenta Juan Nuñez.



Además, según comenta Nuñez, “a una empresa con pérdidas en su cuenta de resultados, el banco no le autorizará la operación”.



Bankia



Bankia está desarrollando desde el pasado mes de septiembre “la campaña tarifa plana”, hasta final de 2013. Durante estos meses, aquellas empresas y autónomos que soliciten el TPV Virtual en esta entidad, sólo tendrán que pagar de cuota de mantenimiento 0,60€ por todas las operaciones que los compradores realicen con tarjetas.



Al término del año, cuando finalizará esta oferta, en caso de que autónomos o empresarios hayan facturado más de 1.000€ al mes, podrán continuar con estas condiciones económicas, además de un descuento en el seguro del comercio de un 40%. Asimismo, si tienen domiciliados los seguros sociales, los impuestos (IVA, IAE…) y facturan más de 1.000 euros, no pagarán comisiones.



La Caixa



En La Caixa se deberán pagar 100 € para darse de alta, siendo la cuota de mantenimiento de 9€, en caso de que la facturación sea superior o igual a 600€, si es inferior, se deberán desembolsar 19€.  



Banco de Santander



En este caso, el alta del TPV Virtual no tiene comisiones de mantenimiento ni inactividad. No existirá recargo, si no hay facturación. Dependiendo de la facturación, la entidad cobrará una comisión de entre 0,8 y 1,4%. Al abrir una cuenta en el Banco de Santander, la empresa o autónomo deberá domiciliar los pagos a la Seguridad Social y disponer de un saldo de 500€, para no tener que pagar comisión en transferencias, emitir y cobrar cheques, entre otros conceptos.



ING Direct



El terminal de esta entidad tiene un precio muy competitivo: 0€ por instalación y por comisión mensual de mantenimiento, y 0,85 por descuento de operación.



Olvídate de hacer caja, de contar dinero y de acudir al banco para ingresar los cobros del día anterior. Con el TPV de Ing Direct, a través de su web de negocios, podrás conocer en cualquier momento el estado de tus ingresos y sin necesidad de desplazarte.



BBVA



Actualmente ofrecen a sus clientes un bono mensual por el que según la facturación anual prevista, se pagará una cuota fija al mes. Por ejemplo, para una facturación estimada por TPV anual de unos 20.000€, se pagarían 10€ al mes únicamente y las compras entran integras sin descuento.