Se eliminarán las subastas que encarecen la luz

OPA confía en que el nuevo sistema de facturación eléctrica permita abaratar el precio de la luz

La Federación de Organizaciones de Profesionales, Autónomos y Emprendedores (OPA) espera que el nuevo sistema de facturación eléctrica, que ya ha entrado en vigor, no perjudique a los autónomos españoles y permita abaratar el precio de la luz, una circunstancia que “resulta clave para el mantenimiento de muchos negocios”.

OPA confía en que el nuevo sistema de facturación eléctrica permita abaratar el precio de la luzOPA confía en que el nuevo sistema de facturación eléctrica permita abaratar el precio de la luz
  • linkedin
  • google+


El presidente nacional de OPA, Camilo Abiétar, recuerda que la mayoría de los autónomos que desempeñan su actividad en España aún no disponen de contadores digitales inteligentes por lo que muchos de ellos “no van a poder conocer la cantidad de luz que están gastando cada hora. Por este motivo, quedarán expuestos a la media de los precios del mercado y a la aplicación del promedio diario de facturación”.



En este sentido añade que la mayor parte de los autónomos, un colectivo que está siendo el gran afectado por la crisis económica, y que tiene que hacer lo imposible para sobrevivir, “tendrán que convivir con la incertidumbre de los precios de la luz que marque el mercado mayorista”. En cualquier caso indica que uno de los aspectos positivos del nuevo sistema de facturación eléctrica es que “permitirá eliminar las subastas que tanto han encarecido el recibo de la luz en los últimos meses”.   



Por todo ello, el presidente nacional de OPA confía en que las palabras del Gobierno indicando que el nuevo modelo va a permitir un abaratamiento del precio de la luz “sean una realidad”, puesto que “de no ser así y de producirse un nuevo incremento, los autónomos tendrían que asumir en su maltrecha economía un aumento de la luz a la vez que verían reducidos sus ingresos de forma notoria como consecuencia de la caída del consumo motivado por el descenso del poder adquisitivo de los consumidores”.