Entrevista a Eugenio Galdón, fundador de ONO

“Ono es una historia de fracasos que al final ha tenido éxito”

Dieciséis años después de la creación del operador de cable ONO y tras el acuerdo para su venta a Vodafone por 7.200 millones, su fundador, Eugenio Galdón, opina que "Ono es una historia de fracasos...pero estamos muy orgullosos de haber triunfado finalmente y aportado valor a la sociedad".

“Ono es una historia de fracasos que al final ha tenido éxito”“Ono es una historia de fracasos que al final ha tenido éxito”
  • linkedin
  • google+

Galdón es el inversor español que más tiempo ha permanecido en una operadora de telecomunicaciones, desde su creación en 1998, ha estado también en la creación del operador de telecomunicaciones Uni2, origen de la actual Orange España y en una entrevista con EFE ha repasado su experiencia.

Eugenio Galdón participó en el proceso de liberalización del sector de las telecomunicaciones en España en consorcios que ganaron la tercera licencia telefonía fija (Uni2) y distintas demarcaciones de televisión por cable, pujando en concursos públicos.

En la actualidad es presidente de la Fundación everis, y recuerda que los grandes ganadores de estos concursos fueron las eléctricas, que "imponían más confianza financiera".

Explicó que precisamente ante las eléctricas, su consorcio perdió el concurso de cable en Madrid, "lo que nos condenaba a ser un operador regional".

Años después fue ONO la que compró a las eléctricas sus demarcaciones del cable Auna, constituyendo un fuerte operador con presencia en casi toda España.

"Yo me embarqué sin capital en un sector de inversión intensiva, por lo que desde el primer minuto tuve que estar en el proyecto de forma minoritaria y haciendo crecer el proyecto apoyado en la confianza de otros, mediante capital o crédito". "Partimos con 300.000 euros y en estos 16 años hemos invertido 6.000 millones".

Ahora ONO ha sido adquirida por Vodafone, operador que Galdón siempre consideró como el complementario para esta operadora. "ONO está en buenas manos, ha dicho Galdón, y tiene un gran recorrido".

Eugenio Galdón, que quiere seguir invirtiendo en el sector a través de su vehículo financiero Multitel aunque no como protagonista, ha destacado el precio de 7.200 millones por el que ONO ha sido vendida, 2.000 millones más que los que ha pagado Microsoft por el que fue gigante de las telecomunicaciones Nokia.

Para el fundador de ONO, el principal cambio que se ha producido en las telecomunicaciones en estos 16 años es que ha pasado de ser un sector basado en la tecnología, en el que los monopolios tanto de telecomunicaciones como de televisión tenían muchísima fuerza, a ser un sector de servicios, basado en el cliente, por lo que lo fundamental es darle acceso, independientemente de la tecnología que se utilice.

ONO, ha dicho, tuvo la visión de que lo importante era estar al lado del cliente y ofrecerle lo que necesitaba.

Reconoce que el esfuerzo realizado por Europa para terminar con los monopolios y facilitar la competencia ha tenido un alto coste, ya que la industria europea ha dejado de ser líder en el mundo por lo que es necesaria una nueva regulación que haga compatible la competencia con la investigación, el desarrollo del sector y su consolidación.

Desde su experiencia en televisión que le ha proporcionado ONO como operador de cable, Galdón opina que la televisión tradicional "tiene todavía mucho desierto por delante" y que tiene que saber reinvertarse y dejar de abrazar la antigua tecnología.

Para Galdón, la TV tiene la ventaja de que ya es un medio de comunicación audiovisual, pero le falta la interactividad, debe evolucionar de acuerdo con la tendencia de fragmentación de audiencias y no olvidar que los anunciantes siguen necesitando un vehículo para invertir en publicidad.