Cada conjunto de consumidores requiere una aproximación diferente

Ocho grupos para segmentar a los clientes de tu empresa

La segmentación de los clientes es una de las estrategias que los especialistas en ventas recomiendan a las empresas para poder enfocar sus acciones al público más proclive a adquirir sus productos o servicios y, así poder conseguir los objetivos comerciales propuestos.

Ocho grupos para segmentar a los clientes de tu empresaOcho grupos para segmentar a los clientes de tu empresa
  • linkedin
  • google+

Para poder llevarlo a cabo es necesario, entre otras cuestiones, conocer sus comportamientos de compra, por lo que en Infocif te ofrecemos ocho tipos de clientes para realizar tu segmentación:

1-Clientes con elevado volumen de compras: Son los que efectúan compras en cantidad superiores al promedio de los que conforman la cartera de clientes de la empresa y, suelen suponer entre el 50 y el 80 por ciento de sus ingresos. Por esta razón, la organización debe plantearse una estrategia de retención, creando acciones personalizadas para ellos, para que se sientan únicos y especiales.

2-Clientes actuales: Son aquellos que hacen compras de forma periódica y se consideran claves para la facturación de la empresa. Producen altos ingresos y permiten a la compañía adquirir una definida posición en el mercado.

3-Clientes de compra frecuente: En este caso, se trata de clientes que realizan compras con un intervalo de tiempo menor que el resto de los clientes. Suelen estar satisfechos con los productos o servicios que les ofrece la marca, por lo que hay que cuidarlos para que continúen sintiéndose así.

4-Clientes con volumen de compras medio: Adquieren los productos de la empresa, de vez en cuando. Una forma de conocer si es rentable invertir tiempo en ellos, es investigar acerca de su capacidad de compras y de pago.

5- Clientes potenciales: Estos son los posibles o futuros clientes que todavía no realizan compras en la empresa pero tienen la necesidad, el poder de compra y de decidir. Las empresas deben estar atentas y no perder el contacto con ellos, porque algunos se convertirán en una fuente de ingresos para la empresa.

6-Clientes de compra habitual: Efectúan las compras con regularidad, porque están contentos con el trato que reciben por parte de la empresa, sus productos o servicios.

7-Clientes de compra ocasional: Para conocer el por qué realizan las compras de esta manera, las empresas tienen que investigar y recoger datos, para no perderlos y poder contactar con ellos en un futuro, así como para averiguar las razones por las que adquieren sus productos de forma esporádica.

8-Clientes con un bajo volumen de compras: Este tipo de compradores realizan un consumo que está por debajo del promedio de la cartera de clientes, pero a pesar de ello no hay que olvidarlos, dado que pueden seguir comprando los productos cuando ellos lo consideren de interés. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.