Es esencial separar los asuntos de la empresa y la familia

Ocho claves para controlar la tesorería en las empresas familiares

En las empresas familiares no debe traspasarse la línea que separa los bienes de la familia de los recursos del negocio, pues esta práctica puede ocasionar problemas de tesorería al manejar cualquiera de sus miembros las cifras y el dinero. Con esta actitud la organización podría encontrase con graves dificultades financieras, advierten desde Rodríguez Carracedo & Asociados.

Ocho aspectos de la tesorería que deben controlarse en las empresas familiaresOcho claves para controlar la tesorería en las empresas familiares
  • linkedin
  • google+


Estos son los puntos básicos, señalan desde la consultoría de empresas, que las sociedades familiares deben tener en cuenta a la hora de gestionar sus tesorerías:



1-Los miembros de la empresa que se encarguen de vender y cobrar deben pertenecer a distintos departamentos, para evitar pérdidas empresariales al concentrar todas las responsabilidades en una sola persona.



2-Algunas sociedades familiares que empiezan su aventura empresarial cometen el error de tener, en ocasiones, las cuentas bancarias propias y las de los accionistas juntas, las cuales deben ser totalmente independientes.



3-El análisis de crédito debe ser desarrollado por personas capacitadas e independientes del departamento de ventas de la empresa, al ser necesaria la realización de una evaluación imparcial del cliente. A pesar de esto, es conveniente escuchar las observaciones del vendedor.  



4-El salario tanto de los miembros de la familia como de los accionistas de la empresa deben asignarse siguiendo los mismos criterios del resto del personal que conforma la plantilla.



5-La confidencialidad de los datos se consigue cuando son manejados por contadas personas, como los talonarios de cheques, los sellos, los números, los tipos de cuentas bancarias, así como las contraseñas y claves de la empresa.



6-Tener cheques pendientes de cobro, notas de créditos y/o débito sin registrar en los libros o en el banco, así como cualquier otra partida más de un mes, puede complicar el balance financiero de la empresa.



7- Cada día es conveniente ‘cuadrar la caja’. Una forma que facilita esta tarea es el uso de formularios que permiten, de forma clara y rápida, comparar lo vendido y lo cobrado, además de si la forma de pago ha sido en efectivo, cheque, tarjeta de crédito o débito.



8- Cuando los informes son realizados con medios informáticos, hay que intentar que estos estén actualizados de forma diaria. En la misma línea, el procesamiento de los cobros es conveniente realizarlo cada día, así como su reflejo en los reportes financieros.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.