Entra en vigor la obligación de las entidades financieras de calificar a las empresas antes de financiarlas

A pesar de las bajadas de los tipos de interés por el Banco Central Europeo, uno de los problemas esenciales a los que se enfrentan todas las pymes es el de la financiación. Por ese motivo en España se han aprobado diversas normas para fomentar el acceso a la financiación bancaria y para regular alternativas a dicha financiación.

Entra en vigor la obligación de las entidades financieras de calificar a las empresas antes de financiarlas Entra en vigor la obligación de las entidades financieras de calificar a las empresas antes de financiarlas
  • linkedin
  • google+

En un artículo anterior hablamos de la “Información Financiera Pyme” y hoy ha entrado en vigor la Circular 6/2006 de 30 de junio del Banco de España a las entidades de crédito por la que se establece el contenido del documento “Información financiera-PYME” y se especifica la metodología de calificación de riesgos previstos en la Ley 5/2015 de fomento de la financiación empresarial.

 

Contenido del documento “Información financiera-PYME”

Los datos mínimos que debe contener el documento “Información financiera – PYME” son los siguientes:

Declaraciones a la Central de Información de Riesgos del Banco de España

El documento “Información Financiera-PYME” incluirá las cuatro últimas declaraciones mensuales de datos relativas a los acreditados, así como las correspondientes al final de cada trimestre natural de los últimos cinco años anteriores a la fecha de notificación o a la fecha de la solicitud.

Historial crediticio de la empresa

En este apartado se deberán detallar todos los créditos que haya recibido la empresa a lo largo del tiempo y aquellos créditos que se encuentran pendientes de pago junto con el importe que queda por pagar.

Datos comunicados por la entidad a empresas que presten servicios de información sobre la solvencia patrimonial y el crédito

El documento “Información Financiera-PYME” incluirá los datos de los acreditados comunicados por las entidades a empresas que presten servicios de información sobre la solvencia patrimonial y el crédito que sigan constando en los registros de tales empresas a la fecha de la notificación o a la fecha de la solicitud.

Extracto de los movimientos realizados durante el último año en los contratos del flujo de financiación del acreditado

Se deberán detallar los movimientos de los contratos que compongan el flujo de financiación del acreditado y de cada movimiento se detallará, al menos, la fecha de la operación, la fecha valor y el concepto.

Calificación del riesgo del acreditado

Las entidades financieras deberán incorporar en el documento una calificación del riesgo del acreditado que se obtendrá en base a una metodología establecida por la Circular 6/2006 y que detallaremos en el apartado siguiente.

 

¿De qué forma se realiza la calificación del riesgo?

La calificación del riesgo de cada empresa se realizará teniendo en cuenta las siguientes variables:

 

  • Situación financiera del acreditado. Se considerarán una serie de ratios económicos y financieros de la empresa que se obtendrán en base a los estados financieros de la empresa o la información contable de los trabajadores autónomos.
  • Variables cualitativas. En este apartado se tendrán en cuenta variables como la antigüedad del negocio, el sector en el que la empresa desarrolla su actividad o el historial que tenga la empresa como cliente de la entidad financiera.
  • Variables conductuales. Se refieren a la forma de actuar de la empresa en cuanto a los pagos o impagos.

En base a lo anterior, se establece el tipo de riesgo de la empresa en base a cinco posibles situaciones:

 

  • Riesgo bajo. La empresa tiene una capacidad adecuada para hacer frente a sus compromisos financieros.
  • Riesgo medio – bajo. La empresa tiene alguna incertidumbre, pero no es significativa.
  • Riesgo medio – alto. La organización tiene una incertidumbre significativa para hacer frente a sus deudas.
  • Riesgo alto. Son empresas sobre las que existen serias dudas sobre su capacidad.
  • No disponible. Incluirá aquellos casos en los que no hay información suficiente para realizar la calificación.

Finalmente, teniendo en cuenta el riesgo que supone cada empresa, se clasificaría a cada una en alguna de las siguientes categorías:

 

  • Muy buena: la empresa tiene una capacidad alta para hacer frente a sus compromisos financieros.
  • Buena: la capacidad de la empresa es adecuada.
  • Regular: son aquellas empresas que han generado dudas durante su análisis en cuanto a su capacidad de hacer frente a sus compromisos financieros.
  • Débil. Casos en los que existen dudas considerables.
  • No disponible. No hay información o no está actualizada.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.