Nuevo impulso al coche eléctrico en España

El automóvil eléctrico es el futuro y las administraciones deben reaccionar

Nuevo impulso al coche eléctrico en EspañaNuevo impulso al coche eléctrico en España
  • linkedin
  • google+

La industria del automóvil de nuestro país sabe que el sector del vehículo eléctrico necesita de manera urgente un impulso general para que despegue, aunque se suponga eliminar parte de los planes que se tenían.

Nuestro país es uno de los más implicados en la industria del coche eléctrico y el tercero en la producción de Europa, así como el primero si atendemos a la variedad de modelos fabricados, que actualmente son 5. Las ventas se han triplicado en los últimos meses, pero estamos bastante lejos de otras naciones vecinas como el caso de Francia, donde ya hay 2 millones de coches eléctricos frente a los 10.000 que se mueven en nuestras tierras.

¿Cuál es la razón del retraso?

No es algo fácil, pero en el ambiente se respira una falta de consenso a nivel general de todos los participantes en el sector. En los últimos meses se ha podido ver como la climatología desfavorable ha llegado a producir en ciudades como Madrid episodios de contaminación superiores que han saltado la alarma.

A pesar de la preocupación las propias características de los eléctricos son una traba para la compra, no solo de los particulares, también para las empresas. La autonomía es bastante limitada y hay pocos sitios para recargarlos. De entre las 900 que tiene en teoría España hay muchas que no funcionan e incluso algunas ya se han quedado obsoletas.

Infraestructuras, un problema

Los fabricantes hacen grandes esfuerzos en tecnología y, por lo tanto, en inversión para que cada vez sea más asequible hacerse con un eléctrico. La gestión de los puntos de recarga debería organizarse de manera conjunta en cuanto a las infraestructuras, que, aunque crecen lo hacen a un ritmo lento y lejos del potencial necesario para que se haga popular al coche eléctrico.

El problema necesita que se interconecten los puntos estratégicos en cuanto a suministro eléctrico para que lo es necesario que se regulen el sector de la distribución. La instalación de un punto de recarga es bastante costosa, del orden de unos 50.000 euros y no han tenido éxito. La mayoría de las flotas de coches eléctricos son de flotas de empresa que suelen recargar en sus propios parques y los usuarios particulares lo hacen en sus domicilios.

Queda claro que la solución es invertir, ya que las estructuras públicas no van a aumentar. Un operador que centralice las gestiones de carga sin que haya múltiples tarjetas, tarifas o conexiones.

Un plan integral es necesario

El problema que tienen las administraciones es el más complicado de resolver, ya que la administración estatal, autonomías y ayuntamientos hasta la fecha de hoy han ido cada uno por su cuenta a la hora de apoyar de manera decisiva la compra de un coche eléctrico.

Los fabricantes tienen planes de ayuda estatal como el antiguo Movele o el Movea actual, pero necesitan de una continuidad para que se estabilicen las ventas, así como el despegue de manera definitiva del eléctrico. Las administraciones locales necesitan de manera urgente un acuerdo en cuanto las ordenanzas de parking, accesos a zonas de tráfico restringido o uso de los peajes.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.