Nuevo contrato de licitación para Barcelona que borrará los grafitis

El Ayuntamiento de Barcelona va a seguir destinando una cantidad cercana a los 4 millones de euros al año para eliminar las pintadas, carteles y otros elementos en la vía pública

Nuevo contrato de licitación para Barcelona que borrará los grafitisNuevo contrato de licitación para Barcelona que borrará los grafitis
  • linkedin
  • google+

El consistorio ha aprobado la licitación del contrato de dichos servicios para los años que van del 2016 al 2019 por un importe de 11.827,812 euros (IVA incluido).

Se van a reforzar los equipos cara a eliminar los grafitis, teniendo en cuenta que se procederá a incorporar un segundo vehículo que tendrá una capacidad de actuación de hasta 12 metros de altura según informó el Ayuntamiento de Barcelona en un comunicado.

Una de las mayores novedades de la nueva contrata de limpieza de pintadas es que va a fomentar la ocupación de personas que tienen dificultades de inserción en el mercado laboral, por lo que todas las bajas, sustituciones y nuevas contrataciones laborales se van a realizar mediante “ la contratación de personas que tengan dificultades particulares de inserción en el mercado laboral hasta un 5% sobre el total de la plantilla y un 5% del presupuesto de adjudicación se tiene que subcontratar con centros especiales de trabajo y/o empresas de inserción sociolaboral”, señalaron fuentes municipales.

3 años durará el contrato

Esta duración está prevista que comience con su puesta en servicio este mismo mes de noviembre. La contrata actual terminó en agosto y para que se mantuviera el servicio se planteó un contrato “negociado directo” con la empresa actual por un máximo de tres meses, según informó el Ayuntamiento de Barcelona en un comunicado.

Para que nos hagamos una idea, en el pasado año 2015, se procedieron a borrar 500.000 m2 de pintadas y carteles de fachada en una totalidad de 250.000 actuaciones realizadas. El corte del servicio del año pasado fue de 3.942.604 euros, con una media en la que actuaron 34 equipos de lunes a sábado y cinco en días festivos.

Esperemos que este nuevo contrato siga afrontando la ardua tarea de la limpieza en la ciudad catalana, algo que a pesar del intento de concienciación parece que sigue ocurriendo. La moda del grafiti sigue asentada en la sociedad como medio de expresión cultural, pero también tiene un pernicioso efecto cuando se hace solo por molestar al personal.

Los grafitis con los años en un porcentaje han ido adquiriendo un valor social y siendo admitidos, pero las llamadas “firmas” que no son más que el garabato de quien las hace no hacen más que ensuciar paredes y servicios públicos, algo que mientras que no deje de pasar seguirá requiriendo el esfuerzo de las corporaciones municipales, tanto de Barcelona como de muchas ciudades de todo el mundo.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.