La rigidez, la falta de autocontrol y el egocentrismo

Nueve actitudes que te llevarán al fracaso

En el camino para conseguir el éxito en un proyecto empresarial suelen cometerse equivocaciones de las que se aprende y que son la base para modificar la forma de hacer las cosas. Pero existen rasgos en el carácter de las personas que desembocan en variables que, de forma irremediable, llevarán a organización al fracaso, explican desde Womenalia.

Diez actitudes que te llevan al fracasoImagen: accionpreferente
  • linkedin
  • google+


Diversos estudios revelan actitudes y maneras de actuar de las personas que, con independencia del talento, las fortalezas y debilidades, impiden que una empresa pueda alcanzar el éxito:



1-Rigidez: En el mundo actual de los negocios se producen cambios de manera continua. La incapacidad de adaptarse a ellos es motivo para acabar en fracaso empresarial debido a que las personas que actúan de esta forma son incapaces de incorporar los nuevos hábitos de comportamiento para mejorar, cerrando la puerta a nuevos aprendizajes.



2-Las personas que critican a los demás llegan a ser antipáticos, insensibles, sin capacidad para empatizar con sus colaboradores.



3-Es necesario reconocer los propios errores y aceptar las críticas constructivas, no negándolas o haciendo recaer la responsabilidad en los compañeros de trabajo o en otros individuos.



4- La prepotencia, la arrogancia o la agresividad son malos consejeros para un empresario que busca alcanzar el éxito y la excelencia. Estas actitudes le llevarán a sentirse superiores, creer que siempre tienen la razón y perderán la oportunidad de que sus colaboradores aporten nuevas y buenas ideas para la empresa.



5-El conformismo con las acciones que se ponen en marcha en la empresa o dejarse llevar por la inercia son dos malas prácticas que harán que los proyectos desemboquen en el fracaso.



6-Los empresarios que tienen falta de autocontrol soportan mal la presión, siempre están de mal humor y tienen ataques de cólera, situaciones que hacen que pierdan el equilibrio en momentos de tensión e muestren incapacidad para mantenerse serenos.



7-La desconfianza desemboca en el fracaso. Las personas que presentan este rasgo no se fían de nadie, ni de ellos mismos.



8-El vaso, es recomendable, verlo siempre casi lleno, no medio vacío, porque eso lleva a las personas a creer que todo lo que les ocurre son obstáculos. Además presentan una actitud pasiva, se consideran víctimas de las situaciones, no dejan de quejarse, en su mundo reina el pesimismo y enfocan cualquier circunstancia adversa hacia el dramatismo.



9-El egocentrismo hace que las personas sólo piensen en sí mismas, sin importarles lo más mínimo las necesidades de los demás. Buscan su propio interés, aunque sus actos perjudiquen a otros.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.