Nueva Zelanda, una lejana tierra de oportunidades

Nueva Zelanda es un país con una magnífica calidad de vida, pero topa con que no hay casi españoles en el país. La desinformación es quizás el mayor obstáculo.

Nueva Zelanda, una lejana tierra de oportunidadesNueva Zelanda, una lejana tierra de oportunidades
  • linkedin
  • google+

El país austral no tiene una burocracia enorme que sea una barrera para los emprendedores, más bien al revés, facilita bastante la vida a los emprendedores desde el punto de vista de la inversión y burocráticamente.

Estamos ante un país que está entre los cinco primeros países en cuanto a facilidades para hacer negocios, aunque contar con una visión del entorno de inversión y tener un conocimiento local del marco legal, contable y de impuestos, para afrontar las actividades emprendedoras con éxito.

Nueva Zelanda ofrece a las inversiones extranjeras directas incentivos, recompensas y un entorno en el que poder hacer negocios de manera estable. Los datos del Banco Mundial y de la Corporación Financiera Internacional ubican a Nueva Zelanda en el primer puesto del mundo en cuanto a protección de los inversores a la hora de iniciar una empresa. En cuanto a corrupción está en el primer puesto por baja corrupción, lo que habla para bien de la economía del país.

Las empresas encuentran atractivo el país por sus incentivos y el sólido entorno donde se hacen negocios. El sistema de impuestos que tienen hacen que no haya que pagar impuestos en la nómina ni impuestos por el seguro social, tampoco impuestos a las ganancias.

La gama extensa de acuerdos de libre comercio y de reglamentaciones que promueven la competitividad hacen de Nueva Zelanda una base ideal para expandirse hacia la zona de Asia Pacífico con los acuerdos de libre comercio (ACL) que están vigentes en muchas de las principales economías.

A pesar de esto, todavía hay obstáculos que se deben superar cuando se quiere establecer una empresa en el país, por lo que poder contar con ayuda local es una ventaja si queremos establecernos en el exterior.

Iniciar una empresa: El Banco Mundial tiene al país en el primer lugar del mundo a la hora de comenzar una empresa. En un día se puede hacerlo en la Oficina de empresas en línea.

Ocupar los permisos de construcción: Hay 6 procedimientos que se necesitan y tardan 89 días en total.

Registro de propiedad: En solo dos días se puede registrar la propiedad a través del Land Information New Zealand (LINZ).

Obtener electricidad: Es quizás elemento más complicado y necesita cinco procedimientos que pueden llevar 50 días en total.

Obtener créditos y protección de inversores: La solidez de los servicios financieros y de los reglamentos dan buena protección a los inversores y hacen que sea relativamente sencillo obtener crédito. El Banco Mundial ubica al país como el cuarto del mundo de los más fáciles para obtener crédito y el primero en protección de los inversionistas.

Comerciar con otros países: El ser una nación insular hace que haya una dependencia fuerte respecto al intercambio rápido y eficiente en otros países, existiendo cinco documentos a la hora de preparar la exportación y seis a la hora de importar, que necesitan una media de 10 días en completarse.

Cultura: En el país se producen diferenciar marcadas entre las sociedades meorí y neozelandesa europea (pakeha) en Nueva Zelanda, motivo por el cual los negocios tienen que tener en cuenta este tipo de diferencias. Fuera de todo esto las empresas no deben temer nada y tendrán una bienvenida cálida y tranquila al país.

 

Insertar comentario
1 Comentario
Imagen de Anónimo
Nueva Zelanda, una lejana tierra de oportunidades

HOLA ¿ CUAL ES EL PAIS DONDE MEJOR ESTA SITUADA LA CONSTRUCCION PARA IR A TRABAJAR COMO UNA PYME ?

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.