Entrevista a Juan Miguel Martínez Gabaldón, Director General de Galletas Gullón

“Nos diferenciamos tanto, que hemos creado un segmento nuevo, el de las galletas saludables”

Gullón es una empresa galletera, que transformando las materias primas de Castilla y León, consiguió facturar 257 millones de euros en 2013, además de dar trabajo a 924 personas.

“Nos diferenciamos tanto que hemos creado un segmento nuevo, el de las galletas saludables”Entrevista a Juan Miguel Martínez Gabaldón, Director General de Galletas Gullón
  • linkedin
  • google+


Galletas Gullón es uno de los principales fabricantes españoles de galletas, fundada en 1892, es la única empresa galletera familiar que se mantiene en el sector. Con una formación académica industrial muy completa -Ingeniería Técnica Química e Ingeniería Industrial Superior-, Martínez Gabaldón se incorpora en el año 1986 a Galletas Gullón como directivo, con tan sólo 32 años.



Antes de empezar en Gullón, ya disponía de una experiencia industrial contrastada. Había trabajado en varias empresas multinacionales, la última de ellas, la también galletera Bahlsen, que era uno de los líderes europeos del sector. Juan Miguel Martínez Gabaldón, director general de Galletas Gullón, nos cuenta las claves del éxito de su empresa.



¿Cuál ha sido la evolución de la empresa en cuanto a volumen de negocio, facturación, y empleados?



El 1 de enero de 1986, día en que España entró en la Unión Europea, fue también el día que me incorporé a la compañía. Gullón entonces, era una empresa familiar pequeñísima que facturaba unos 7 millones de euros y tenía 100 empleados. No contaba con ningún tipo de tecnología, pero además recientemente, había fallecido el cabeza de familia, quien se encargaba de dirigir el negocio. Era necesario encontrar a otra persona que pudiese hacerse cargo, esto supuso para mí un doble reto. A día de hoy facturamos 257 millones de euros y contamos con 924 trabajadores.



¿Cuándo y cómo comenzasteis a exportar? ¿Qué peso tiene la exportación en la facturación total? ¿A qué países exportáis?



La empresa en aquella época ya exportaba a Estados Unidos. Un señor asturiano que vivía en Miami asistió al funeral de un familiar en la comarca y durante el velatorio se repartieron Galletas Gullón. A su regreso comenzó a pedir galletas para venderlas allí. En estos 28 años, hemos crecido muchísimo, se ha invertido mucho y en la actualidad contamos con un departamento de exportación muy poderoso. Prácticamente el 35% de la facturación proviene de las exportación a 102 países.



¿Qué estrategia de Marketing, Publicidad y Comunicación seguís?



Somos una empresa con un corte y una visión muy industrial. Posiblemente mi formación ha influido en esta perspectiva. Entonces, nuestra estrategia se ha basado fundamentalmente en la calidad de las materias primas y en aplicar innovación pura, ese ha sido el arma fundamental. Por ello, no hemos accedido a la publicidad ni al marketing convencional. Nos basamos en ser auténticos y hemos crecido gracias al boca a boca.



No tenéis mucha presencia en redes sociales, ¿por qué? ¿Tenéis previsto aumentar esta presencia más adelante?



Es una asignatura pendiente, estamos trabajando en ello. Realmente no supone una gran inversión en comparación con la publicidad en los medios de comunicación convencionales que, como he dicho, preferimos destinar a la innovación y a la calidad de nuestros productos.



¿Qué perfil de trabajadores buscáis para vuestra empresa? ¿Qué cualidades tiene que tener un trabajador de Gullón? ¿Ofrecéis formación a los empleados?



Tenemos una plantilla muy cualificada. Lo que hacemos es prestar mucha atención a la formación continua de nuestros trabajadores debido a que contamos con una maquinaria muy avanzada y un proceso de fabricación muy automatizado que así lo requiere. En línea con nuestra filosofía de responsabilidad con el medioambiente, queremos que sean también responsables y que les guste la alimentación saludable para que comprendan la función de Gullón.



¿Cuál es el producto más demandado? ¿Por qué razón?



La galleta Diet Nature. Porque es un producto que se fabrica sin ninguna molécula de azúcar, ni sacarosa, ni fructosa, ni dextrosa, ni lactosa y además porque tienen un perfil lípido muy saludable ya que utilizamos aceite de girasol alto oleico –muy recomendable para evitar todos los temas relacionados con el colesterol-.



¿Cuál es la característica diferenciadora respecto a la competencia?



Lideramos con una holgura tremenda el segmento de la salud, y esto es lo que nos ha dado el prestigio y la diferencia. Llevamos desde los 90 fabricando galletas sin sal, sin azúcar, sin gluten, es decir, una gama de galletas muy amplia que distaba mucho ya en aquella época de las galletas tradicionales que se fabricaban. Nos diferenciamos tanto que hemos creado un nuevo segmento, el de las galletas saludables.



¿Qué valor le dais a la I+D+i? ¿Cuántos recursos le dedicáis?



Esto para nosotros es lo fundamental, es la clave, ya que gracias a ello conseguimos la diferenciación y podemos crear productos saludables. Para Gullón es el eje número uno de nuestra estrategia. Tanto es así, que hay veces que llega a ser un 3% de la facturación lo que destinamos a I+D+i.



¿Por dónde pasa el futuro del sector?



Para nosotros, el siglo XXI es el siglo de la salud. Por eso, yo diría que tanto el galletero como todos los sectores, pasan primero por la salud, por producir productos más saludables. Pero eso sí, sin renunciar al placer. También tiene que dar cabida a la portabilidad, es decir, fabricar productos monodosis, para poder llevarlos a cualquier lugar y comerlos a deshora.



¿Cuáles creéis que son las claves de vuestro éxito?



Tenemos tres muy claros. La innovación para conseguir la diferenciación, la exportación y la reinversión. Y gracias a estos tres ejes conseguimos crear productos cada vez más novedosos, más saludables, de una gran calidad y que se pueden disfrutar cada vez en más países.