La franquicia No+Kilos pasó de ser sociedad limitada a ser franquicia en 2013

No+Kilos, un caso de ejemplo para muchas empresas

Resurgir de sus propias cenizas. Eso es lo que hicieron José Vicente Banaloche y Alida Mª B. Boer al montar No+Kilos, Ave Fénix que nació de los rescoldos de la empresa Banaloche I Boer que no pudo sobrevivir a la grave enfermedad por la que atravesó José Vicente.      

No+Kilos, un caso de ejemplo para muchas empresasNo+Kilos, un caso de ejemplo para muchas empresas
  • linkedin
  • google+

Nueve meses de silencio y de parón - a causa de la enfermedad - casi llevaron al cierre absoluto de Banaloche I Boer, empresa fundada en 1995 y dedicada a la cosmética y al cuidado personal. Sin embargo, es en este momento en el que ambos deciden darle la vuelta al modelo de negocio y optar por una empresa franquiciable que poder expandir. 

José Vicente lo recuerda así: “no pude hacerme cargo de la empresa, y ésta se iba a pique. Tras ese tiempo de baja, y mucho pensar y pensar, decidimos cambiar el modelo de negocio". De esta manera montaron No+Kilos, una Sociedad Limitada dedicada a la estética. 

Antes de la crisis Banaloche I Boer facturaban 2 millones de euros, pero con la ausencia de José los ingresos descendieron en 400 mil euros. “Fue un año bastante duro” confiesa José.

El nuevo equipo lo forman nueve personas, todos ellos con el título homologado de estética, que además reciben formación de la propia empresa. Los perfiles de los empleados pueden ser variados, pero sobre todo buscan “emprendedores con don de gentes, que les guste hacer el bien a los demás y tengan ápices comerciales”.

Entre sus servicios destacan: Slim (tratamientos de adelgazamiento), Epil (depilación progresiva IPL) y Aesthetic (tratamientos de estética especializada), en los cuales se incluyen también servicios de spa, uñas y masajes terapéuticos y deportivos.

Por el momento No+Kilo unicamente se encuentran en España, pero a corto plazo tienen la idea de probar suerte más allá de nuestras fronteras.

Por otro lado, la empresa cuenta con un potente departamento de comunicación, que se encarga de promocionar los productos/servicios en la redes sociales, principalmente Facebook, Twitter y LinkedIn. En este sentido, José ve la comunicación como "una de las cosas más importantes que va a hacer que nuestros centros sean conocidos”.

“O comunicamos, o va a ser difícil que se nos conozca”, exclama.

En cuanto a sus servicios, José confiesa que lo más demandado es la pérdida de peso, a lo que se apuntan entre 250 y 270 personas al mes, y siempre “con resultados garantizados por escrito”.