Nueva Ley de apoyo a los emprendedores y a la internacionalización

"No se puede atraer inversiones si hay barreras para directivos, para emprendedores y para el talento"

"No se puede atraer inversiones si hay barreras para directivos, para emprendedores y para el talento", comenta el subdirector general de Comercio Internacional de Servicios e Inversiones del Ministerio de Economía, Luis Oscar Moreno, quien asegura que antes de la Ley de apoyo a los emprendedores y a la internacionalización, España tenía una legislación "hostil" a la inversión.

"No se puede atraer inversiones si hay barreras para directivos, para emprendedores y para el talento"Nueva Ley de apoyo a los emprendedores y a la internacionalización
  • linkedin
  • google+

Moreno continúa con su argumentación, afirmando que con esta nueva ley se consigue "integrar la migración como un elemento de movilidad que fomenta la competitividad".

En este sentido, según datos de la secretaría de Estado de Comercio, el número de profesionales extranjeros altamente cualificados que han conseguido el permiso de residencia o el visado para poder trabajar en España se ha duplicado en los últimos seis meses, tras la entrada en vigor de la nueva Ley de apoyo a los emprendedores y a la internacionalización.

Asimismo, el número de autorizaciones para trabajadores con este tipo de perfil alcanzó las 513 hasta el 30 de junio, lo que supone un crecimiento del 137,4 % respecto a los seis meses inmediatamente anteriores.

Esta cifra, sumada a las 72 concesiones otorgadas a investigadores y a las 31 de los emprendedores, alcanza las 650 autorizaciones, al tiempo que los visados por movimientos intraempresariales rozan los 500 y han crecido el 64,5 % en los últimos seis meses.

En total, el Ejecutivo ha otorgado casi 2.000 autorizaciones o visados de las 2.500 solicitudes presentadas, incluyendo las vinculadas a inversores extracomunitarios que han adquirido un inmueble por valor mínimo de 500.000 euros o han comprado deuda pública por importe superior a los 2 millones de euros.

Fuentes del Ministerio de Economía han afirmado que sólo con los proyectos de interés general presentados hasta junio por los emprendedores se generan hasta 800 puestos de trabajo.

A este respecto, Moreno resalta que la normativa favorece la atracción de talento a las escuelas de negocio españolas, "que son líderes en el mundo" y permite que los alumnos extranjeros puedan terminar un máster y emprender un proyecto sin barreras burocráticas, ya que en menos de 20 días se les concede el permiso de residencia.

Precisamente, el director del departamento de carreras profesionales en el IESE, Javier Muñoz, afirma a EFE que con esta ley España se convierte en un "polo de atracción" de talento y explica que ha aumentado el interés de los alumnos procedentes de Asia, de Latinoamérica y de EEUU, por emprender.

Recuerda que la nueva legislación les facilita la implantación de sus proyectos sin exigirle una inversión mínima.

La directora de la red de Business Angels en el IESE, Amparo de San José, añade que los proyectos son cada vez más "ambiciosos y más invertibles".

Muñoz incide en que la flexibilización en la concesión de visados permite a una empresa española abrir filiales en el extranjero y formar a sus empleados extracomunitarios en la sede matriz, algo que hasta ahora suponía un largo trámite burocrático.

En este sentido, la consejera delegada de la empresa de servicios de movilidad internacional de empresas y profesionales EMS, Ana Gazarián, indica que "las empresas se iban a otros centros de Europa y montaban allí sus centros de formación".

También valora las autorizaciones concedidas a través de entrada de capitales ya que ayudan el desarrollo económico de un país.

"La captación de capitales al final genera puestos de trabajo, ya sea a través de la compra de un inmueble, que hay que mantener y que genera consumo y nuevas áreas de servicio, o a través de la compra de acciones que también fortalece la economía nacional", señala Gazarián.

Otra de las características de la nueva ley es que otorga la autorización de trabajo de forma inmediata para contratar profesionales con proyección o elevada cualificación sin exigir un nivel salarial concreto.

Desde el punto de vista de los empleadores internacionales, el secretario general del Foro Español de Expatriación (FEEX), Miguel Ángel Vidal, considera que el "imput" es "absolutamente positivo".

Recalca que la normativa permite ofrecer becas internacionales, es decir que un profesional extranjero con mérito acreditado puede conseguir una autorización automática para hacer un posgrado en una escuela de negocio y financiar sus estudios trabajando en la empresa que le patrocina.

"Hemos pasado a utilizar algo que es esencial, que es la guerra por el talento, y España estará embarcada en ella en los próximos años de una manera feroz", dice.

No obstante, según Gazarián, la legislación española podría mejorar y otorgar la autorización de residencia directa sin necesidad de presentar un contrato a aquellos intelectuales que demuestran un currículum elevado, bien por haber impartido clases o registrado publicaciones.

Marco Martín, responsable de la división legal de EMS, reseña que ya no es relevante el tiempo de permanencia en España para renovar las autorizaciones, lo que flexibiliza las expatriaciones de empleados extranjeros que, en ocasiones, deben ausentarse del país para trasladarse a otras filiales en el extranjero.