Acuerdo Nissan-Pascual

Nissan y Pascual, juntos para fomentar el cuidado del medio ambiente

Un acuerdo entre ‘dos grandes’ para colaborar con el medioambiente. Este ha sido el resultado al que han llegado Nissan y Grupo Leche Pascual tras firmar un acuerdo de colaboración para contribuir al fomento de la movilidad sostenible y al uso profesional de vehículos 100% eléctricos

Nissan y Pascual, juntos para fomentar el cuidado del medio ambienteMarco Toro, director general de Nissan Iberia e Ignacio García-Cano, consejero delegado de Calidad Pascual
  • linkedin
  • google+

Tras la firma de este acuerdo, Pascual espera aumentar su flota de vehículos eléctricos en un plazo de tres años, para el uso de su equipo comercial y de reparto en áreas urbanas.

El vehículo escogido para ello ha sido el Nissan LEAF, el más vendido del mundo con unas 147.000 unidades. En una primera fase, la compañía incorporará cinco vehículos de este modelo 100% eléctrico, seguido de una furgoneta eléctrica (modelo e-NV200) fabricada exclusivamente en la planta de Barcelona.

Según explica Marco Toro, consejero director general de Nissan Iberia, “un grupo cada vez mayor de empresas hacen patente que el vehículo eléctrico ha superado el ámbito urbano y se extiende con fuerza en el sector profesional.

Además del claro beneficio medioambiental, las empresas pueden beneficiarse de los bajos costes de la energía y mantenimiento del vehículo además de una conducción tranquila y silenciosa, ideal para la actividad profesional".

A través de este acuerdo, Ignacio García-Cano, consejero delegado de Calidad Pascual, deja claro el objetivo final: mejorar la calidad medioambiental y reducir los gases de efecto invernadero.

García-Cano asegura que la adquisición de este tipo de vehículos eléctricos garantiza la sostenibilidad de la compañía mediante la reducción del impacto en el entorno. Asimismo, supera una ventaja competitiva y atiende a la demanda de un consumidor exigente.

El acuerdo Nissan-Pascual contribuye a la mejora de la huella del carbono al reducir los GEI (Gases de Efecto Invernadero), las emisiones NOX y partículas.