La forma de trabajar ha cambiado y por tanto la forma de descansar

Netflix y Virgin conceden vacaciones ilimitadas a sus empleados para “subir la moral”

“La flexibilidad de las jornadas laborales ha revolucionado el cómo, el dónde y el cuándo trabajamos, por lo tanto, ya no se pueden aplicar los antiguos horarios de 9:00 a 17:00 . Y ¿qué pasa con la política de vacaciones?”, se pregunta Richard Branson, fundador y presidente del grupo Virgin.

Netflix y Virgin conceden vacaciones ilimitadas a sus empleados para “subir la moral”Richard Branson
  • linkedin
  • google+


La respuesta es que si ya no se pueden controlar las horas que hace un trabajador, tampoco el tiempo libre que le corresponde, de manera que Branson aboga por 'abolir' la antigua política de vacaciones de su grupo, dándoles libertad total a los empleados, explica el magnate británico en su blog.



Esto quiere decir, que si un trabajador se quiere coger un día libre, dos, una semana, o un mes, éste podría hacerlo, y sin tener que avisar ni dar cuentas a nadie. En este sentido, Branson alude al sentido de la responsabilidad de sus empleados, que deberán ser conscientes de la repercusión que tendría su baja, tanto en el equipo como en el proyecto como en la empresa.



Branson asume que sus empleados actuarán de una forma sensata, que no dañe a la compañía ni a sus propias carreras profesionales. En este sentido, Branson habla de la cultura de libertad y responsabilidad de las personas, en las que pone toda su confianza.



Sin embargo, esta revolucionaria idea no es original de Branson, sino del equipo directivo de Netflix - plataforma online de contenidos audiovisuales muy popular en Estados Unidos -, quien fuera la primera empresa en aplicar la “no política de vacaciones”, como la llama el empresario británico. Según explica éste, Netflix mejoró sustancialmente sus resultados después de suspender las antiguas políticas de vacaciones, y es que esta nueva manera de gestionar el tiempo aumentaría la moral, la creatividad y la productividad de los empleados.



Asimismo, Branson opina que habría que centrarse en lo que la gente produce y no en las horas o días que ha estado trabajando, por lo que los viejos horarios quedaron ya obsoletos.



Por otro lado, este inglés invita a todos sus colegas empresarios a probar el cambio, que espera sea muy fructífero para su grupo.