“Nuestro objetivo es crear el Silicon Valley del mar”

Naciones startup en el mar: el sueño de The Seasteading Institute

La idea de una nación flotante no es algo nuevo, ya lo imaginó Julio Verne en 1985 en su novela ‘La isla de hélice’ - una isla flotante que propulsada por hélices viajaba por el océano -, sin embargo, la gente de The Seasteading Institute tiene la determinación de hacer realidad la ficción, y ya están trabajando para fundar una serie de micro países acuáticos gobernados al estilo de los ecosistemas emprendedores.

Naciones startup en el mar: el sueño de The Seasteading Institute  Naciones startup en el mar: el sueño de The Seasteading Institute
  • linkedin
  • google+


Nuestro objetivo es crear el Silicon Valley del mar” comenta Joe Quirk, uno de los ideólogos de The Seasteading Institute. La idea principal del proyecto es la de crear nuevas comunidades regidas por innovadores sistemas políticos que sirvan mejor a la humanidad que los actuales gobiernos.



“Podemos ver que los sistemas políticos existentes no pueden hacer frente a las realidades del siglo XXI. Necesitamos crear una nueva generación de gobernanza: sistemas bancarios capaces que manejar mejor las crisis financieras, reglamentos médicos que protejan a las personas sin perjudicar a la innovación y democracias que aseguren que nuestros representantes realmente nos representan”, explican desde The Seasteading Institute.



Este instituto aboga por liberar la creatividad, dándole alas a los emprendedores para que experimenten y ensayen con la mayor libertad posible. En este sentido, ‘los seasteaders’, aspiran a tener un sistema con una mínima regulación y una mínima burocracia.





Según explica Quirk, cada vez que surge un país nuevo, éste aplica teorías políticas y económicas más modernas, lo que les lleva a ser ricos y prósperos de forma muy rápida. Como ejemplo pone a Hong Kong - antigua colonia británica independizada en 1997. Actualmente pertenece a China, aunque se rige por un régimen especial que les otorga gran autonomía - y a Singapur – país formado por sesenta y tres islas escindido de Malasia en 1965 - dos de las regiones más avanzadas y desarrolladas del planeta.



En cuanto a la localización de estas naciones startup, inicialmente se ubicarían en las aguas territoriales de alguna nación ya existente, con la que se llegaría a un acuerdo para lograr un beneficio mutuo. Asimismo, estas islas tendrían un alto grado de autonomía frente al estado anfitrión.



Para aquellos a los que les siga sonando a cuento de ciencia ficción, en The Seasteading Institute aseguran que las negociaciones con algunos países anfitriones ya están muy avanzadas, además de tener el diseño de las “islas” ya en marcha. La empresa constructora es la holandesa DeltaSync, una firma especializada en arquitectura acuática, que ya tiene listos los primeros planos



Aunque este proyecto no verá la luz ni a corto ni a medio plazo, el sueño de Julio Verne podría estar un poco más cerca de materializarse.