Migas: una “boulangerie parisina” nada convencional

Migas, es un concepto innovador en panadería que combina la elaboración de panes artesanos con la participación de los clientes en el proceso, además de realizar cursos, talleres y otras actividades que fidelicen a sus clientes, quienes pueden “hacer en sus casas su propio pan”.

Migas: una “boulangerie parisina” nada convencionalMigas: una “boulangerie parisina” nada convencional
  • linkedin
  • google+


El modelo de negocio simula a una “boulangerie parisina”, donde se elabora el pan de un día para otro, como se hacía hace más de 100 años, consiguiendo mantenerlo crujiente y sabroso.



“Conforme pasan las horas nuestro producto va mejorando. El mejor momento para disfrutarlo es ocho horas después de haberlo hecho”, comenta Pau Sanchis, gerente de Migas.



El enfoque de la firma es diferenciarse de la competencia, enseñando por ejemplo a los clientes a elaborar su propio pan, descubriendo y recordando antiguas tradiciones ya perdidas en el siglo XXI.



También se realizan cursos, talleres, catas y otras actividades, creando nuevas experiencias que fidelicen a la clientela, explica Pau.



Migas surge tras detectar una carencia en el sector panadería/pastelería, que hasta la fecha estaba huérfano de un establecimiento como éste, innovador y tradicional al mismo tiempo.   



Migas vuelve a la panadería tradicional de barrio, sacando el obrador fuera de la trastienda, donde el consumidor puede ver todo el proceso de elaboración del pan, pudiendo incluso participar en su elaboración. 



Éstos son los valores que persigue este negocio, "que combina el trabajo a la antigua con la más alta y avanzada tecnología”.Según Pau, esta manera de proceder genera confianza en el cliente, que ve que no se esconde nada.



"Nuestro secreto es la transparencia. La masa madre se prepara sin levadura, es decir, se crea de forma natural, aspecto que hace que el pan de Migas, sea muy saludable y sano. Además, no lleva ningún tipo de aditivo", apunta Pau.



De momento Migas sólo cuenta con una panadería en Valencia, aunque según Pau, su clientela diaria ronda ya las 400 personas.



Entre los cursos destacan “Introducción al pan artesano”, “Curso de panes integrales”, “Curos de masas y métodos” o “Fundamentos de panadería”, los cuales están teniendo muy buena aceptación.