La empresa Sistemas Metalper fabrica enchufes eléctricos corredizos

Metalper pone en movimiento los enchufes de pared

Sistemas Metalper es una empresa nacida de la inquietud de los socios fundadores y la observación de las necesidades de mejora del entorno cotidiano. De esa inquietud nació ängel enchufe deslizante, un sistema que integra clavijas eléctricas que se deslizan dentro de una guía por la pared. Una solución para eliminar los molestos cables eléctricos al aire que afean viviendas y oficinas.

Metalper pone en movimiento los enchufes de paredMetalper pone en movimiento los enchufes de pared
  • linkedin
  • google+


El socio gerente de Metalper, Sergio Gramage, explica que la empresa disponen actualmente de cuatro patentes propias, dos de ellas internacionalizadas, y ahora está dando a conocer sus productos a los aficionados al bricolaje, a los profesionales instaladores de material eléctrico -por medio de prescriptores como interioristas, arquitectos e ingenieros- y a los fabricantes de muebles.



Los sistemas de enchufes deslizantes de Metalper pueden colocarse de forma horizontal o vertical y facilitan mover muebles y otros aparatos eléctricos a lo largo de una pared sin necesidad de ocultar cables, ya que el enchufe se puede mover hasta quedar junto al aparato que necesite electricidad para su funcionamiento. 



El trabajo del equipo de Metalper en estos momentos es dar a conocer los beneficios de ängel en los distintos canales especializados para los mercados de bricolaje, instaladores y fabricantes de muebles de forma on-line y offline. Para ello, están participando en ferias tanto nacionales como internacionales y en misiones comerciales para su expansión por el resto de países. Estos días, el propio Sergio Gramage ha viajado al centro y norte de Europa para vender sus productos en Estocolmo, Oslo y Frankfurt.



En todo caso, no están solos. Sistemas Metalper participa en el programa Valencian Global Growth del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), un programa público valenciano que, en colaboración con el Massachusetts Institute of Technology (MIT), pretende impulsar empresas para que once nuevas empresas multipliquen por veinte sus ingresos en cinco años.



En el caso de Metalper, de 2011 a 2012, la empresa multiplicó las ventas por tres y de 2012 a 2013 trabaja con el objetivo de doblarlas. “Aún no hemos alcanzado el umbral de rentabilidad, ya que se trata de una empresa industrial y la inversión y las consiguientes amortizaciones son altas, además de la continua inversión en I+D+i, para ampliar modelos y aumentar servicios al sistema”, explica Sergio Gramage. De momento, Metalper ya ha vendido en nueve países de cuatro continentes y acaba de firmar su primer pedido para el mercado africano.