Oficinas, locales y centros comerciales o instalaciones logísticas

Merlín Properties busca propiedades inmobiliarias para comprar en España

La sociedad de inversión inmobiliaria Merlín Properties está buscando en España oficinas, locales y centros comerciales, así como instalaciones logísticas para invertircomprar para, con ello, ”generar ingresos sostenibles y con excelente rentabilidad”, comenta Ismael Clemente, presidente y consejero delegado de la firma.

Merlín Properties busca propiedades inmobiliarias para comprar en EspañaImagen: Europa Press
  • linkedin
  • google+

En la misma línea, señala que “sobre estos pilares apoyamos nuestro futuro”, a la vez, que anuncia que la inversión total a realizar en España será de 2.000 millones de euros, de los cuales ya están negociando compras por unos 230 millones, al tiempo que están llevando a cabo transacciones para colocar los otros 1.770 millones de euros.

La sociedad, continua Clemente, seguirá adquiriendo propiedades de calidad que se acoplen a su modelo de inversión con el objetivo de llegar a conseguir una cartera equilibrada.

Para financiar la compra de edificios de oficinas, centros o superficies comerciales, naves logísticas, además de otros activos inmobiliarios para varios usos, cuentan con el ‘visto bueno’ de sus accionistas para poder llevar a cabo una ampliación de capital.

La sociedad de compra de activos inmobiliarios, que salió a bolsa en junio de 2014, trabaja en estas inversiones, tras haber invertido ya el capital que consiguió con sus operaciones en el mercado bursátil durante el pasado ejercicio.

El grupo finalizó 2014 con una cartera de activos valorada en 2.232 millones de euros, así como una deuda financiera neta de 909 millones, correspondiente al 40,7% de sus activos, informa Europa Press.

Merlín Properties comunica que ya cuenta con activos con una superficie de 680.045 metros cuadrados, que explotará en régimen de alquiler, de los cuales prevén recoger al año unos 132 millones de euros.   

La sociedad se constituyó hace seis meses y, en su primera Junta de Accionistas, se tomaron todas estas decisiones. Además de la ampliación de capital para sufragar las nuevas adquisiciones en España, en la reunión se autorizó a la empresa a realizar emisiones de títulos de deuda por un importe máximo de 1.000 millones de euros.