¿Merece la pena invertir en Suecia?

El país escandinavo ofrece posibilidades de inversión muy rentables

¿Merece la pena invertir en Suecia?¿Merece la pena invertir en Suecia?
  • linkedin
  • google+


Estamos ante el quinto país más grande en extensión de Europa con 449.964 habitantes y que tiene un censo de 9,723.809 habitantes. Suecia es uno de los países con más elevado nivel en el Índice de Desarrollo Humano, estando entre las 20 economías más importantes de mundo y en las 10 primeras de facilidad para hacer negocios.


El país tiene mucho atractivo para los inversores extranjeros por contar con una mano de obra políglota y muy cualificada. A todo esto, podemos añadir un alto poder adquisitivo por habitante y una economía a la última en cuanto a nuevas tecnologías e innovación, así como de grandes ventajas fiscales.


Los puntos fuertes para la inversión extranjera en Suecia, se apoyan en su situación política/económica, con un entorno para los negocios de muy alta calidad. El entorno ayuda en el comportamiento de pago de las empresas, con un bajo nivel de impagos.


El sistema impositivo es de tipo directo y su impuesto sobre sociedades está entre los más reducidos de Europa. Su sistema legal es bastante equilibrado y hace más fácil las acciones. Los contratos cuentan con gran estandarización. Estamos ante un país donde la calidad de la dirección y servicios de consultoría es elevada.





Como puntos débiles, el alto coste de la mano de obra, la legislación laboral rígida, una fuerte imposición a los individuos y de manera general un elevado coste de vida. Desde su entrada en la UE, el gobierno ha ido implementado un número de reformas para la mejora del entorno legal de los negocios, lo que ha servido de incentivo a la inversión extranjera y aumentado la competitividad.


Suecas son grandes empresas como Volvo, Ericsson, ABB, AstraZeneca, Electrolux, Ikea o H&M, por decir unas cuantas. Suecia es considerado un país magnífico para invertir, puesto que ofrece una economía altamente competitiva y sin que se den episodios de corrupción, teniendo acceso a nuevos productos, tecnologías, capacidades e innovación.


Al estar fuera de la zona euro durante la crisis de la UE, varias empresas de fuera del país se interesaron por invertir en Suecia. Estamos ante una nación donde su población tiene un poder adquisitivo de media más elevado que la de los ciudadanos de otros países del continente, por lo que la tendencia al gasto también es necesariamente más alta.


Todos estos factores hacen también de un país interesante para la exportación. La industria sueca ha ido pasando de las formas industriales con bajo contenido en transformación a industrias de un alto valor añadido.


Este proceso fue importante especialmente en los años 90, cuando la investigación, desarrollo e inversión en I+D en sectores como la industria farmacéutica o en las nuevas tecnologías pasaron a reemplazar a las más tradicionales. Este hecho hizo que ahora Suecia cuente con algunas de las empresas de ingeniería más sofisticadas del mundo, caso de la biotecnología.


Al final la inversión en I+D da sus frutos siempre y Suecia es firme ejemplo de que haciendo bien las cosas en ese terreno y aprovechando sus fortalezas se puede alcanzar un alto nivel económico. Así pues, estamos ante un país interesante para invertir, siendo sabedores de sus ventajas para el inversor, que en algunos casos son destacables.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.