Memobottle: comodidad, diseño y sostenibilidad

Memobottle no es una botella de agua cualquiera. Con un diseño rompedor, reutilizables y BPA-free, son las botellas que aúnan diseño, comodidad, sostenibilidad.  

Memobottle: comodidad, diseño y sostenibilidadMemobottle: comodidad, diseño y sostenibilidad
  • linkedin
  • google+


Memobottle es una botella de agua. Pero no es una botella de agua cualquiera, con forma cuadrada y reutilizable, Memobottle es el resultado de trabajar por un cuidado diseño apostando por una mayor sostenibilidad.



Diseñada siguiendo los formatos clásicos del papel, podemos encontrar esta curiosa botella de agua en varios tamaños: A6 y A5. Por su forma, es una botella totalmente plana, y sus diferentes opciones en cuanto a tamaño, es la solución perfecta para todos aquellos que acostumbran a moverse acompañados de agua.



Además de su diseño, plano y elegante, las Memobottle están fabricadas con un material resistente, que permite su reutilización durante largo tiempo, evitando así el constante desecho de botellas de plástico.



Y es que las Memobottle son la opción perfecta para comenzar a practicar un estilo de vida más saludable y sostenible, sin renunciar por ello al diseño ni a la comodidad. La Memobottle está diseñada en Melbourne y fabricada en Taipei.



También gracias a su diseño, la botella ayuda a mejorar problemas como el almacenamiento y transporte diario de agua, no solo para los usuarios finales, en sus casas o en su camino a la oficina, por ejemplo, el diseño también consigue ser mucho más eficaz y eficiente a nivel logístico, cuando se cuenta con muchas unidades del producto.



Fabricadas con plástico BPA-free y con distintas capacidades, se lavan fácilmente con agua tibia y vinagre, soportan temperaturas de hasta 50 grados y pueden meterse en el congelador sin problemas, eso sí, teniendo en cuenta no meterlas completamente llenas para que, cuando el agua aumenta su volumen, no se dañe el envase.





BPA-free: El Bisfenol A es un componente tóxico de los plásticos presente en prácticamente todos los envases de alimentos de nuestros días. Este compuesto, especialmente dañino para los más pequeños, debe evitarse ya que es un riesgo real para la salud. Por eso se recomienda el uso de productos SIN BPA (BPA FREE).



Cada unidad de Memobottle viene con dos tapones antigoteo, uno blanco y uno negro, y continúan su apuesta por la sostenibilidad gracias al packaging escogido para ellas, confeccionado a base de cartón reciclado.



Detrás de Memobottle encontramos a Jesse Leeworthy y Jonathan Byrt, sus creadores. Estos dos amigos, que crecieron juntos en Australia, comprobaron que 50 millones de botellas de un solo uso se compran cada año en los EE.UU, y 1.500 de ellas son tiradas a la basura cada segundo, suponiendo un gasto y prejuicio innecesario tanto para las familias como para el medio ambiente.



También son conscientes de que, hasta el momento, todas las botellas de agua se han diseñado en torno a la “facilidad de fabricación”, pero todas dan en un momento u otro problemas a la hora de transportarlas junto a documentos, el portátil o dentro del bolso con el móvil y la cartera, por ejemplo. Por todo ello se decidieron a darle la vuelta al asunto, y se fijaron el objetivo de diseñar un producto que, siendo óptimo para el transporte, mantuviera la funcionalidad de siempre.



Muchos desconfían hoy en día del plástico, pero los creadores de Memobottle saben que fabricar botellas con aluminio o acero inoxidable malgasta muchísima energía, lo que convierte a las botellas de plástico de calidad y sin prejuicios para la salud, como la Memobottle, en un opción un 80% más eco-friendly que las otras.



Los creadores de Memobottle lanzaron su proyecto a través de la plataforma de financiación Kickstartet hace ahora dos años, y gracias al éxito que alcanzaron, las Memobottle pronto estaban en el mercado. Hoy son icono de diseño y sostenibilidad para los que están más “a la última” y pueden presumir de haber sido incluidas en las bolsas de regalos que los últimos nominados a los Oscar recibieron en la edición de 2016.



De cada pedido online que recibe la web de Memobottle, un dólar va dirigido a water.org, con él la organización puede proporcionar acceso a agua potable a una persona durante 10 meses. En España cuentan con único distribuidor, Gnomo, una de las tiendas imprescindibles de la ciudad de Valencia, donde además de encontrar tu Memobottle descubrirás un sinfín de objetos imprescindibles, curiosos y únicos. Pero si no vives en la capital del Turia, tranquilo, a través de la tienda online de Gnomo podrás adquirir tu Memobottle y sumarte al #OneBottleMovement.



 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.