Con una inversión de 4 millones

Matarromera desembarca en la DO Rioja

Tras la adquisición de una nueva bodega en San Vicente de la Sonsierra, el Grupo Matarromera se implanta en la Denominación de Origen de La Rioja. Para ello, ha tenido que realizar una inversión inicial de 4 millones de euros, financiados mayoritariamente con fondos propios para la implantación en Rioja Alta.

Con una inversión de 4 millonesEl Grupo Matarromera se implanta en la Denominación de Origen de La Rioja
  • linkedin
  • google+

"La entrada en la DO de Rioja es un proyecto que llevamos estudiando dos años y para el que hemos visto alrededor de 35 bodegas. Invertimos 4 millones de euros de inicio, pero con el tiempo será más. Hemos comprado los activos de un banco, porque queremos crear nuestro propio futuro y podemos aportar cosas a la DO, pero sabemos que tenemos mucho que aprender", explica el presidente del grupo, Carlos Moro.

La nueva bodega verá sus primeras producciones para dentro de año y medio, y no superarán las 200.000 botellas anuales, pese a que la capacidad de producción alcanzará a medio plazo el millón de botellas.

"La primera botella de Rioja la esperamos para dentro de año y medio o dos, pero si no tiene el perfil que tiene que dar, habrá que esperar", reitera Carlos Moro, señalando que sus caldos deben mantener la "excelencia" y la "elegancia" que les caracterizan.

El objetivo de esta nueva bodega es dar un salto estratégico corporativo al entrar en la principal DO de España y que permitirá dar una mayor visibilidad a nivel internacional en mercados exteriores.

"Nuestro estilo de vino no es el clásico de Rioja, porque nuestro concepto es más moderno. El reto es encajar la tradición centenaria y nuestra idea de vino moderno. Buscamos nuestro propio camino porque sabemos que la diversidad es buena", subraya Moro.

"Siempre hemos dicho que no copiamos a nadie, sino que creamos. Queremos tener nuestra idiosincrasia porque nuestro vino no se parece a ningún otro y es lo que le gusta a la gente", concluye.