Anuncian que han superado los niveles de empleo y facturación

Más del 50% de las empresas españolas, optimistas ante el alza de la economía

Las empresas españolas se muestran optimistas ante la evolución de la economía española. Este sentimiento positivo ha alcanzado el nivel más alto desde el 2007. La mayoría afirma que ha superado o igualado los niveles de empleo y facturación de años de anteriores, confirma el International Business Report.

Más del 50% de las empresas españolas, optimistas ante el alza de la economíaMás del 50% de las empresas españolas, optimistas ante el alza de la economía
  • linkedin
  • google+


Las firmas no incluidas en este 53%, dicen no haber superado los niveles precrisis de empleo y facturación. Seis de cada diez creen que no llegarán a alcanzar el volumen de ingresos previo a la crisis hasta, al menos, el año 2018. Respecto al empleo, siete de cada diez, indican lo mismo.



Según el informe internacional, que ha sido elaborado por Grant Thornton tras la realización de 10.000 entrevistas anuales a líderes empresariales de 35 países, el optimismo empresarial sobre la evolución de la economía española ha alcanzado el nivel más alto desde 2007, volviendo a cifras positivas después de seis años de pesimismo.



La media mundial del índice de optimismo, indica Europa Press, ha crecido en 2014 hasta los 31 puntos positivos, alcanzando su mejor valor en siete años. El ranking está encabezado por la India, seguida de Irlanda, Nueva Zelanda, Australia, Reino Unido y Estados Unidos.



Sin embargo, a la cabeza del pesimismo se están Finlandia, Francia e Italia.



El informe resalta que un 38 por ciento de los líderes empresariales se declara optimista sobre la economía española en 2015, frente a un 20 por ciento que es pesimista y un 42% que cree que existe una situación de incertidumbre.



Obstáculos



Entre los principales obstáculos que encuentran los empresarios españoles para crecer destacan la baja demanda de productos por parte de los consumidores y el acceso a la financiación, que sigue siendo una de las dificultades que, en mayor medida, sufre este colectivo.  



A pesar de todo, las empresas españolas ven buenas perspectivas de negocio en 2015