• linkedin
  • google+

En general, un 67% de empresas planea reducir gastos este año, limitando principalmente la inversión a medidas críticas de subsistencia. Por otro lado, un 21% cerrará negocios o unidades no rentables. 

En previsiones de venta, el 34% aspira a poder aumentarlas, frente al 24% que cree que tendrá que disminuirlas. El 42% restante se mantendrá en su línea. De aquellos que tienen intención de subir sus ventas, el 44% se lanzará al mercado internacional, mientras que el resto se centrará en el mercado doméstico. 

Los empresarios siguen sin apostar decididamente por la innovación y por la internacionalización, dos de los remedios recetados por la Dirección General de Empresa e Industria de la Comisión Europea, y mientras un 23% invertirá en su crecimiento internacional, sólo el 11% pondrá dinero en adquisiciones para diversificar su actividad.