Las Gotas del Marqués, Sial D’or 2012 y Premio Innoval 2012 en Alimentaria

Marqués de Vizhoja, la innovación se sirve en gotas

Cabeza y corazón, un consejo que nos da Jorge Peláez, propietario de las Bodegas Marqués de Vizhoja, para triunfar tanto en la vida como en los negocios, y que él mismo se aplicó para concebir “Las gotas del Marqués”, sin duda uno de los productos alcohólicos más innovadores del mercado.

Marqués de Vizhoja, la innovación se sirve en gotasLas Gotas del Marqués, producto de Bodegas Marqués de Vizhoja
  • linkedin
  • google+


Las gotas del Marqués” son monodosis de 7ml de diferentes alcoholes y licores presentados en un envase cilíndrico, para que nos entendamos, “una bolsita alargada estilo azucarillo”, comentó Peláez.



Siguiendo su propio consejo, Jorge aplicó esa dosis necesaria de razón para detectar una necesidad en el mercado que no estaba cubierta, a la que decidió ponerle solución con un producto innovador y muy atractivo. A pesar de que Marqués de Vizhoja no se dedicaba a este tipo de alcoholes, la mente inquieta de este activo emprendedor vio un claro negocio en envasar estos licores en sobrecitos de plástico, que a su juicio son mucho “más higiénicos y elegantes” que ofrecer a los clientes la botella entera.      



“Nosotros somos bodegueros ante todo, sin embargo hay que estar siempre investigando e innovando. Intentamos estar siempre adelantados”, comentó Peláez. Hay que recordar que el “mágico” vino Marqués de Vizhoja, como lo denomina este simpático bodeguero, lleva más de 52 años en el mercado siendo uno de los albariños de mayor prestigio del país.



Hablando un poco de esta tradición tan gallega y tan española de echarle un chorrito de alcohol al café de las sobremesas, Jorge nos explicó que a diferencia de servirse directamente del continente, que “suelen ser botellas fáciles de rellenar y donde nunca sabemos exactamente de qué padre ni de qué madre es el alcohol que no están sirviendo, ‘las gotas del Marqués’ contienen la cantidad exacta  para aromatizar el café”, aseguró este empresario, que manifestó que la intención de su productos “no es emborrachar el café, sino darle sabor”.



Asimismo, Peláez nos explicó el por qué de las siete variedades de su Gotas, y es que mientras que “en Galicia principalmente se utiliza el aguardiente de orujo y la crema de licor, en el sur lo que se echa al café es brandy y anís principalmente. De la misma manera que en Catalunya beben mucho el carajillo de ron y en otros lados usan el licor de hierbas y el whisky. Está claro que este zorro gallego no ha dejado nada al azar, y que estudió bien el mercado antes de ponerse a producir.



Como suele ocurrir, la innovación con cabeza y “trabajo, mucho trabajo”, suele dar sus frutos y en el caso de las “Gotas del Marqués”, su palmarés es inigualable.



Premio Innoval 2012 en la categoría de Vinos y Espirituosos en el Salón Internacional de Alimentación y Bebidas, Alimentaria (Barcelona), la tercera feria más importante del mundo, lo que les permitió acudir al Salón de la Alimentación de París (Sial 2012) donde de entre un total de 243 productos procedentes de 29 países “Las Gotas del Marqués” recibió el premio Global Sial D’Or 2012 por su “carácter innovador, su marketing mix y por su exitosa comercialización”.



Jorge Peláez también recogió el galardón en la categoría por producto “Bebidas Alcohólicas” y “Premiado por país”, como reconocimiento al producto más valorado de entre todas las propuestas de los participantes españoles.



Sin embargo, como anunciamos al comienzo de este artículo, las “Gotas del Marqués” no se hubieran podido gestar sin la otra parte de la ecuación: el corazón. Y es que este bodeguero es un apasionado de los vinos y de su trabajo, lo que le lleva a estar a pie de vid cuando es la vendimia o en China cuando hay que comercializar el producto. Una anécdota muy significativa de esta familia es la primera palabra que pronunciaron sus dos hijas, que lejos de ser papá o mamá, fue uva. Sí, uva, esa fruta que es un miembro más de la familia al que hay que cuidar y atender como a uno más.