Manolo García, carpintero artístico y autor de la falla del Ayuntamiento de Valencia 2014

“La carpintería artística es algo que se lleva en las venas”

El sueño de cualquier artista fallero es construir con sus propias manos grandiosos monumentos que siempre queden en la memoria de todos los visitantes, como sin duda ocurrirá este año con la obra de Manolo García el carpintero artístico encargado de construir la falla del Ayuntamiento de Valencia.  

Manolo García es el encargado de construir y pintar la falla más importante de Valencia, la de la plaza del AyuntamientoManolo García con la maqueta de la falla del Ayuntamiento de Valencia
  • linkedin
  • google+


Las Fallas de Valencia dieron el pistoletazo de salida el pasado 1 de marzo con la primera mascletá, que dará paso al progresivo montaje de las diferentes fallas - 386 entre Valencia y pedanías -, entre las que siempre destaca la del Ayuntamiento, por estar ubicada en el centro de la ciudad. 



¿Quién es Manolo García?



Con tan sólo 13 años y afán de ser pintor, Manolo se fue a pedir trabajo a los talleres de la zona ciudad fallera de Valencia. Sin embargo, en su camino se cruzaría la carpintería, sector en el que consiguió su primer empleo en los talleres falleros de Manuel y José Martínez Mollá.



“Con ellos aprendí a realizar estructuras de madera para fallas y caballetes”, explica García.



Tímido donde los haya, este genio de la carpintería artistíca decide emprender, creando su propio negocio: Manolo García Carpintería Artística S.L.U. Desde hace casi 20 años cuida, protege e innova en cada uno de los proyectos, para los que utiliza madera y vareta - material de madera con el que da forma a sus creaciones -. 



Manolo lleva desde los 18 años siendo su propio jefe, porque desde el principio siempre tuvo muy claro lo que quería para su negocio, ya que según nos cuenta: “Esta profesión se lleva en las venas”. Este polifacético artista lleva más de 40 años al servicio de la carpintería artística, su punto fuerte.



Un repaso a su trayectoria



La especialidad de Manolo no está enfocada a la construcción de monumentos falleros, sino a la creación de otro tipo de obras con material de vareta. Pese a que su profesión y su dedicación es la carpintería tradicional, este valenciano nos confiesa que construye algún que otro monumento por la pasión que siente hacia la artesanía fallera.



Echando la vista atrás, en su currículo artístico nos encontramos con fantásticas obras dignas de admirar como la Sala Vip del Open 500 de tenis celebrado en Valencia en 2010, algunos decorados para la desaparecida Canal 9, importantes stands para eventos como el de Bancaja Hábitat en Urbe 2007 o en Canarias con Fitur-2010. También es el creador de las mesas curvadas de la Diputación de Valencia.



Si indagamos en sus obras falleras, recordamos sus colaboraciones con José Martínez Mollá con el monumento “David de Miguel Angel” plantado en al Ayuntamiento de Valencia, o con el monumento “La gitana”. Pero sin duda, su mejor obra tiene nombre y apellidos “Leonardo Da Vinci” construido para la falla Na Jornada en 2012.





Todas estas sublimes obras son levantadas con estructuras arquitectónicas de madera, que realzan la belleza de este material, como podemos apreciar en la imagen de su próxima obra maestra: la falla del Ayuntamiento de Valencia 2014.



Por otro lado, sería una pena que esta maestría no tuviera continuidad, por lo que el hijo de Manolo decidió seguir los pasos de su padre, siendo ya capaz, a sus 27 años, de crear su propio proyecto fallero gracias a las pautas y consejos del maestro.



Cuando le preguntamos por las claves de su éxito, este reconocido carpintero artístico nos aseguró que todo reside en ser “cabezón, cabezón y más cabezón” apuntó entre risas el artista, quien gracias a la innovación, la creatividad y la experiencia es todo un referente para los artistas valencianos.



Parte superior de la falla del Ayuntamiento de Valencia 2014