Maneras de alargar el tiempo medio de las visitas web

A la hora de gestionar una página web hay que poner un especial cuidado en algunas de las métricas que nos ofrece Google Analytics, Urchin o el software de medición que empleéis.  

Duración de las visitas webManeras de alargar el tiempo medio de las visitas web
  • linkedin
  • google+

Y es que por lo general la gente suele fijarse mucho en las sesiones, en las páginas vistas y quizá en el origen de las mismas; pero en cambio no tantos dan la importancia que deberían al tiempo medio de las visitas.

Como su propio nombre indica en este campo podréis ver eso, el tiempo que la gente transcurre en el sitio (más bien lo que analytics cuenta, lo explico al final del artículo); un dato fundamental, pues si es pequeño (30, 50 segundos), y si encima va acompañado de una tasa de rebote alto (la gente llega, ve una web, y se va), significará que los visitantes no encuentran lo que buscaban o les ha aburrido el contenido. Si además hay un porcentaje bajo de visitas recurrentes es para preocuparse. Recordad cómo el contenido es el Rey, pues si éste falla, ya podréis hacer lo que queráis, que no dará resultado.

Como os podréis imaginar hay mil y un maneras de poder hacer que la gente pase más tiempo en el sitio, así que ahí os pongo unos consejos:

  • Como os decía el contenido es prioritario, por lo que debéis procurar ofrecer textos “sin paja”, donde deis información, y claro está que bien redactados. Si se os complica esta tarea podéis probar a contratar un redactor.

  • Si no os queda otra que poner textos largos probad a saciar la necesidad de datos cruciales por fases. No pongáis todo lo interesante al inicio, pues la gente no seguirá leyendo (somos vagos por naturaleza), debe haber un aliciente para seguir.

  • Si se puede resumir información poniendo infografías tendréis mejores resultados, pues los datos serán mucho más sencillos de interpretar.

  • De igual manera las imágenes pueden ayudar mucho a acrecentar el interés por la lectura, sobre todo si se trata de algo relativo a historia o venta de productos.

  • Echad un vistazo al origen geográfico de las visitas, pues si tenéis contratada una campaña de marketing online puede que os la estén metiendo redonda. Si os encontráis con que estáis teniendo un incremento considerable de visitas de países que no hablan vuestro idioma, y además con navegadores configurados en otras lenguas, podría significar que quien os esté llevando la publicidad esté comprando visitas basura o incluso falsas. ¿Provienen de países árabes o del sudeste asiático? Blanco y en botella...

  • ¿Tenéis publicidad invasiva en vuestro sitio web? No hay nada que moleste más que eso. ¡Quitadla! Probablemente ganaréis más dinero cambiándola por métodos menos agresivos.

  • ¿Tenéis visitas desde Android, Windows Phone o Iphone? Entonces preguntaros si vuestro sitio web es responsive (si está adaptado a los móviles, vaya).

  • Si hay algo que moleste más que la publicidad invasiva es encontrarse a ésta en un móvil. Resulta extremadamente incómodo abrir una web y ver que a la mínima salta un anuncio que cubre toda la página.

  • Hay algunas webs que tienen vídeos que se reproducen automáticamente, o al hacer una acción como pasar el puntero por encima. Ésto puede llegar a ser muy molesto si el usuario tiene los altavoces encendidos y se encuentra en la oficina, en la biblioteca o en un sitio donde haya que guardar silencio. Obviamente cerrará la web rápidamente.

  • No pongáis elementos muy pesados que tarden en cargar; la gente es impaciente por naturaleza, ponedles las cosas fáciles. Un claro ejemplo de ello son las aplicaciones flash pesadas. Si no son necesarias fuera.

  • En línea con el anterior punto tened en cuenta que si tenéis elementos pesados éstos pueden tardar más de lo esperado si tenéis un alojamiento web deficitario. Comprobad el ancho de banda con el que están funcionando los servidores web del proveedor.

  • No obliguéis a la gente a rellenar un formulario o a inscribirse en un boletín de noticias para poder leer el contenido, pues en su mayoría no lo harán. Si queréis convertir las visitas en acciones determinadas habría que plantearse otras medidas más adecuadas.

  • Debéis ser conscientes de que el diseño del sitio web es muy importante, y no precisamente porque deba ser divino de la muerte u 8.0; para nada; lo importante es que se mantenga una estructura y una distribución que hagan cómoda la lectura. Por favor, nada de poner fuente “comic sans”, y mucho cuidado con los marcos, pues pueden abrirse mal y causar un desastre.

  • Si estáis especializados en un tema o queréis granjearos una imagen de profesionalidad no la caguéis poniendo anexo a vuestro nombre una foto vuestra en la piscina.

  • Como os decía al inicio del todo las cookies de Google Analytics no pueden cronometrar el tiempo que están los visitantes en el sitio, y para sacar el dato lo que hacen es calcular las horas de diferencia entre que el visitante entra en el sitio y hace otra acción (poner un comentario, cambiar de categoría, etc.). Es decir, es un tiempo irreal. Además de ello hay que tener en cuenta que cerrar el explorador no cuenta como acción, por lo que puede darse el caso de que hayan leído durante dos minutos, hayan hecho clic en otro enlace de la web, hayan leído por 10 minutos, hayan cerrado la ventana, y esa sesión haya contado como dos minutos. Para evitar ésto debéis inducir a la gente a navegar por el sitio y a participar en el mismo. Hay diversas técnicas para ello:

  • Poner plugins con artículos similares que puedan interesar al visitante.

  • Poner enlaces internos en el artículo que puedan provocar interés en el visitante.

  • Animar a escribir un comentario con llamadas a la acción, como podrían ser “¿Qué opináis vosotros?”, “Si sabéis algún otro truco dejadlo en los comentarios”, etc.

  • Y por favor, al igual que os comentaba lo de los vídeos que se reproducen solos, no vayáis a hacer lo mismo con música de fondo.   

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.