Esta máquina sería capa de imprimir piezas y repuestos a gravedad cero

Made in Space lanzará al espacio la primera impresora 3-D

Una vez pasados los últimos test y recibida la certificación de la NASA, la startup estadounidense Made in Space ha sido autorizada a mandar una de sus impresoras 3-D a la Estación Espacial Internacional (ISS), donde se probará su capacidad para fabricar repuestos a gravedad cero

Made in Space lanzará al espacio la primera impresora 3-D Made in Space
  • linkedin
  • google+


El lanzamiento está programado para el 19 de septiembre, cuando una misión de reabastecimiento llevará consigo dicha impresora, que en un futuro podría evitar nuevas misiones de estas características, ya que el objetivo es precisamente poder fabricar en órbita las piezas y recambios que sean necesarios.



De esta manera, “la capacidad de fabricar bajo demanda podría revolucionar la cadena de suministro, que actualmente tiene muchas limitaciones”, dijo Niki Werkheiser, manager del proyecto ‘3-D Printing in Zero-G’ (impresión 3-D en gravedad zero).



En este sentido, Made in Space ha desarrollado una impresora 3-D capaz de imprimir en condiciones de gravedad cero.



“Recuerdo cuando se me rompió una herramienta durante una misión, y tuve que esperar hasta que llegara la siguiente misión para que me trajera una nueva. Ahora, en lugar de tener que esperar, simplemente podría haberme imprimido una nueva, y ya está”, dijo en un comunicado el astronauta T.J. Creamer, quien estuvo a bordo de la ISS entre diciembre de 2009 y junio del año siguiente.  



Según explica la propia NASA, esta máquina es capaz de imprimir piezas en tan sólo 15 minutos, aunque depende mucho del tamaño y la complejidad de la misma.