Una historia de avaricia que acabó mal

MacAnthony ¿un estafador en la Costa del Sol?

Una historia de avaricia que acabó mal

MacAnthony ¿un estafador en la Costa del Sol? MacAnthony ¿un estafador en la Costa del Sol?
  • linkedin
  • google+

Darragh MacAnthony es un hombre del negocio inmobiliario que nació en 1976 en Dublin y que desde la Costa del Sol vendía promociones en España, Bulgaria, Marruecos, Turquía o Cabo Verde.

En el Reino Unido tiene fama por tuitear contra los futbolistas de los clubes que posee, caso del Peterborough United en la tercera división inglesa. En la Costa del Sol es conocido por los ingleses que le han denunciado por estada con las promociones inmobiliarias con las que, según ellos, les sacaba el dinero.

La sociedad de MacAnthony pasó a esfumarse de un día para otro por un anciano que se encargó de asumir la titularidad. Hablamos de Fernando Arespacochaga del Olmo. El juzgado de instrucción 4 de Marbella investiga a Mac Anthony cuando decenas de británicos se querellaron contra él por estafa, apropiación indebida y blanqueo.

La denuncia es sobre la venta de casas en lujosas promociones que prometían una revalorización anual del 15%. No solo se cobraban anticipos por viviendas que no se terminaban, cobrando además otros servicios auxiliares mediante otras empresas.

Una de estas era MRI Lifetime, un servicio de instalación del mobiliario de los apartamentos que tenía un coste de 265 euros al año. Realmente es sorprendente que se haga pagar por la instalación de muebles y mantenimiento de los mismos, incluso antes de que se construya la propia vivienda, pero así funcionaba el asunto.

A pesar de huir y que su imperio sea historia, le siguen persiguiendo. Se ha encontrado una mansión que tiene en Marbella, un chalet de 2.500 metros en una parcela de 8.000 en Sierra Blanca. La llaman el mirador por sus vistas y la puso a nombre de una sociedad.

Muchas veces criticamos lo que ha pasado en nuestro país y a los ladrones patrios, pero también los que vinieron de fuera han hecho mucho daño. Este empresario inglés no llevó a sus empresas a concurso de acreedores, las formas de hacer de un hombre que declaraba hace unos años que “estaría desolado si en cinco años no atesoraba un patrimonio de al menos mil millones de euros”. Parece que el cómo era lo que menos le importaba…

Esperamos que en años venideros se sigan destapando este tipo de comportamientos que destrozan el mercado y que solo consiguen traer sufrimiento a unos clientes que ponen su confianza en gente que hace mucho daño al sistema.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.