Las empresas españolas luchan por esta gran obra australiana

Lucha española para la construcción del metro de Melbourne

Las empresas españolas luchan por esta gran obra australiana

Lucha española para la construcción del metro de MelbourneLucha española para la construcción del metro de Melbourne
  • linkedin
  • google+

El metro de Melbourne, situado en Australia, quiere ampliar su red en el año 2018. Actualmente cuenta con 16 líneas y más de 400 trenes que recorren sus más de 837 kilómetros de longitud. A pesar de su gran envergadura quieren ampliarlo a la altura de la ciudad de Melbourne. El proyecto está tasado en más de 4.200 millones de euros. Este proyecto implicaría la construcción de cinco estaciones, dos de ellas en el centro de negocios de la ciudad, y más de nueve kilómetros de conductos subterráneos por los que tendría que pasar el metro.

Un proyecto con muchas novias

Para este proyecto hay tres grandes empresas que han presentado ofertas y que compiten entre ellas para lograr la adjudicación de la obra. Dos de estas tres empresas son españolas. Por un lado, se encuentra el grupo ACS, un grupo de empresas especializadas en la construcción, los servicios, las concesiones y las telecomunicaciones.

Por otro lado, está la alianza integrada por Acciona y Ferrovial que ya cuenta con experiencia en Australia porque el año pasado se les asignó la construcción de la autopista del Pacífico. La tercera empresa, es una empresa Francesa llamada Bouygues. Esta última es una de las mayores compañías dedicada a la ingeniería en ese país. Además, está situada como la segunda mayor empresa privada de Francia.

Por ello, estas dos grandes empresas españolas se encuentran en lucha para conseguir la adjudicación de la ampliación del metro de Melbourne. El Metro de Melbourne puso como fecha tope el comienzo de año de 2017 para que las empresas mandasen sus mejores ofertas. Tiene como objetivo poder estudiar todas las propuestas a lo largo del año 2017 para poder adjudicarle el proyecto a la mejor a finales de año. Todo ello con la finalidad de que empiecen las obras a principios de 2018 y que tanto el nuevo túnel como las nuevas estaciones estén operativas lo antes posible.

Como ya hemos podido ver, las empresas de construcción españolas están en auge en Australia. Esto es así debido a que lo consideran un mercado en expansión y totalmente estratégico. Australia apuesta por las empresas españolas ya que se han construido allí diversas autopistas y puentes.

Por todo ello, tanto el grupo ACS como la alianza formada por Acciona y Ferrovial tendrán que luchar entre sí y con la empresa francesa Bouygues con el objetivo de conseguir la adjudicación de la obra.

 

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.