“Habrá que ver cuantas nuevas empresas pueden cumplir las exigencias de la norma”

Luces y sombras de la nueva Ley de Emprendedores

Alejada de la realidad, su temporalidad, una mezcla de la técnica jurídica y legislativa, así como que “no es una Ley única y sólo para el fomento de emprendedores”, son las principales sombras,  presentes en la nueva Ley de Emprendedores, según Juan Grima, Director de Cuatrecasas en Valencia. “Deberían haber eliminado trabas y no añadir otras nuevas”, añadió Mª José Guillén, del área de mercantil de la firma.

Luces y sombras de la nueva Ley de EmprendedoresJuan Grima, socio-director de Cuatrecasas Valencia, y Salvador Navarro, presidente de CEV
  • linkedin
  • google+

El texto de la nueva Ley de Emprendedores, según ha indicado Juan Grima, tiene “luces y sombras, aunque también algunos aspectos interesantes”. Ha centrado sus críticas a la nueva norma, en su alejamiento de la realidad, la temporalidad de su publicación y “una mezcla entre la técnica jurídica y legislativa, poco adecuada”. Estas declaraciones han sido realizadas durante la Jornada de Análisis de la nueva Ley de Emprendedores, celebrada en la Confederación Empresarial Valenciana (CEV).

 “Ahora que parece que estamos saliendo de la crisis, aparece ésta norma. Creo que ha llegado un poco tarde y deberían haberla sacado antes, para acelerar la recuperación. Podría ocurrir que, cuando esté totalmente desarrollada y establecida, haya pasado tanto tiempo que vayamos camino de otro ciclo económico y volvamos a tener otra crisis”, indica Grima. Asimismo, señala que en el propio texto se mezclan cuestiones jurídicas y medidas de fomento a los emprendedores, y “estamos hablando de aspectos muy diferentes”.

El socio director de Cuatrecasas, tiene sus dudas acerca del uso del término y concepto que los legisladores tienen del emprendedor. “Espero que esto de los emprendedores no sea una moda y su fomento desaparezca en el tiempo”.  Además, indica que en la Ley, aparece el concepto de emprendedor “como un concepto vacío”. Contemplan al emprendedor “como cualquier persona física o jurídica que construya un proyecto empresarial, definición que no es nada concreta. Parece que están definiendo al empresario habitual”.

Asimismo, Grima considera que la nueva norma, está alejada de la realidad, dado que contempla excesivas exigencias, requisitos y condiciones,  a cumplir por los emprendedores, desde el punto de vista  fiscal, mercantil y laboral. En este sentido, insiste, en que “habrá que ver en un año cuantas empresas nuevas se han creado. ”Personalmente, opino que muy pocas”.